Economía

Reservas monetarias petrolizadas: las dos caras de la moneda

12 febrero 2014 4:30 Última actualización 15 mayo 2013 12:14

[Bloomberg]  La paraestatal aporta, en promedio anual, 17,241 mdd. 


 
Antonio Sandoval
 
Petróleos Mexicanos (Pemex) aporta una cuota promedio anual de 17,241 millones de dólares a las reservas internacionales del país; es el mayor contribuyente y año con año el incremento de las reservas solamente se explica por el desempeño de las ventas petroleras y los excedentes que se destinan a fortalecer las arcas del Banco de México (Banxico).
 
De 2004 a la fecha, las aportaciones de Pemex a los activos de Banxico suman 162,548 millones de dólares, y si no consideráramos los meses transcurridos en el presente año, la cantidad ascendería a 155,169 millones.
 
Con las reservas monetarias del Banco de México sucede lo mismo que con una parte importante de los ingresos fiscales: están altamente petrolizados y, por lo mismo, podemos observar las dos caras de la moneda; la diferencia radica en que los recursos asignados a las reservas son acumulables, mientras que los ingresos fiscales se ejercen como gasto; en ambos casos no existe certidumbre sobre los flujos futuros.
 
En el presente año, la acumulación de reservas es de 7,379 millones de dólares, si la media de aportación anual es de 17,241 millones, quiere decir que cada mes Banxico recibe aproximadamente 1,436.75 millones de petrodólares, razón por la que durante 2013 la dinámica contributiva de la paraestatal se mantienen intacta.
 
México tiene probabilidades de seguir acumulando reservas porque su principal fuente son los ingresos petroleros, mientras estos se mantengan la dinámica no cesará, tal como se observa a estas alturas de 2013.
 
Sin embargo, en ciertos periodos a lo largo de los años los ingresos petroleros se han vuelto volátiles y, por lo tanto, también los flujos hacia las reservas, la verdad es que muchas veces dicha volatilidad se compensa con creces.
 
Por ejemplo, durante 2007 estas aportaciones de Pemex totalizaron 11,461 millones de dólares, y un año después la cifra se elevó a 22 mil 186 millones; los ingresos son volátiles y los flujos para las reservas también.
 
La expectativa de que México siga incrementando sus reservas monetarias por varios factores, es un elemento que fomenta la confianza; el nivel actual de casi 168,000 millones de dólares es una garantía plena. Si las reservas son más sólidas los capitales despejarán cualquier duda que pudiera existir.
 
Información proporcionada por El Financiero Diario.