Economía

Reservas internacionales suman 167,488 mdd

12 febrero 2014 4:19 Última actualización 28 mayo 2013 10:35

[Bloomberg] El aumento fue resultado de la venta de dólares de Pemex a Banxico. 


 
Notimex
 
Luego de 2 semanas a la baja, las reservas internacionales del país aumentaron 572 millones de dólares (mdd) del 20 al 24 de mayo, con lo que su saldo llega a 167,488 mdd.
 
El Banco de México (Banxico) da a conocer que el aumento semanal de las reservas internacionales fue resultado de la venta de dólares de Petróleos Mexicanos (Pemex) al propio banco central por 500 mdd.
 
Asimismo, abunda, por un incremento de 72 mdd, resultado, principalmente, del cambio en la valuación de los activos internacionales del instituto central.
 
En su estado de cuenta semanal, el Banxico detalla que al 24 de mayo, las reservas internacionales presentan un crecimiento acumulado de 3,972 mdd respecto al cierre de 2012, cuando se ubicaron en 163,515 mdd.
 
Indica que la base monetaria (billetes y monedas y depósitos bancarios en cuenta corriente en el Banxico) disminuyó 13,167 millones de pesos (mdp), alcanzando un saldo de 761,645 mdp, cifra que implicó una variación anual de 4.1%.
 
Refiere que la cifra alcanzada por la base monetaria al 24 de mayo significó una disminución de 84,374 mdp en el transcurso de 2013.
 
Se estima que este comportamiento es congruente con el ciclo y la estacionalidad de la demanda por base monetaria, considerando los efectos del proceso electoral del año pasado, apunta.
 
El banco central precisa que del 20 al 24 de mayo de 2013 realizó operaciones de mercado abierto con instituciones bancarias para compensar una contracción neta de la liquidez por 94,828 mdp.
 
Lo anterior, anota, fue resultado de una contracción debido al depósito de recursos en la cuenta de la Tesorería de la Federación y otras operaciones por 114,108 mdp.
 
Además, de una expansión como resultado de la venta de dólares de Pemex al Banxico, ya mencionada, por el equivalente a 6,113 mdp, y de una expansión por 13,167 mdp, debido a una menor demanda por billetes y monedas por parte del público, agrega.