Economía

Reservas internacionales, en máximos; cayó monto acumulado

12 febrero 2014 5:17 Última actualización 27 marzo 2013 9:42

 [Bloomberg] En el primer trimestre Banxico captó 2,305 mdd, la cifra más baja después de la crisis global.


 
Antonio Sandoval
 
El saldo de las reservas internacionales del Banco de México (Banxico) alcanzó al cierre del 22 de marzo un máximo histórico en 165,820 millones de dólares, lo que significa el tercer registro histórico del primer trimestre del año.
 
Sin embargo, la tendencia de acumulación de las reservas internacionales está en su menor nivel de la postcrisis global, debido a que han disminuido las aportaciones del principal contribuyente, Pemex, al tiempo que por efectos cambiarios se registra una desvaloración de las reservas, algo no visto desde el 2006 con la era del superpeso.
 
De acuerdo con las cifras oficiales, la acumulación de reservas durante este año asciende a 2,305 millones de dólares, monto que contrasta con los 5,648 millones acumulados en el mismo periodo de 2012, con los 8,288 millones reportados en 2011 y con la cifra de 3,641 millones que se sumaron a las arcas del Banco Central mexicano en 2010.
 
En 2009, las reservas sufrieron un desplome de 6,437 millones de dólares ante las turbulencias financieras globales.
 
Hace un año, la reserva bruta proyectaba un saldo de 6,566 millones de dólares, mientras que en 2013 es de solamente 2,953 millones, el impacto corresponde a un flujo negativo de 725 millones de dólares por operaciones del gobierno federal, así como una valuación negativa en los activos por un monto de 1,211 millones.
 
La contracción en el ritmo de acumulación de reservas internacionales obedece también en el fondo a una menor dinámica económica global, ante lo cual nuestro país no se puede mantener aislado.
 
Las reservas internacionales del Banco Central mexicano mantenían un fuerte ritmo de crecimiento por las ventas de Pemex al exterior, la paraestatal es la principal contribuyente de recursos a las reservas de Banxico, pero en el presente año bajó ligeramente su aportación.
 
Para los meses siguientes previsiblemente la dinámica de acumulación se mantenga con un tono moderado, aunque se esperan más cifras históricas, dado que no existe un calendario de compromisos monetarios fuertes en el corto plazo por parte de nuestro país hacia el exterior.
 
Quizás en el horizonte el único factor de riesgo sería una eventual alteración en la trayectoria del tipo de cambio, un ajuste de magnitudes elevadas que pudieran provocar que el Banxico disponga de recursos para contrarrestar presiones sobre nuestra divisa, es un riesgo que se observa poco probable, pero recordemos que los mercados no tienen palabra de honor.
 
Información proporcionada por El Financiero Diario.