Economía

Repunte en la inflación castiga a ahorradores de corto plazo

12 febrero 2014 5:15 Última actualización 09 abril 2013 10:10

[Bloomberg] Tasas de interés a la baja en subasta primaria. 


 
Esteban Rojas H
 
Una mala noticia para los ahorradores será el repunte de la inflación durante el pasado marzo. También, fue mala para la credibilidad del Banco de México (Banxico), al quizá haberse apresurado a bajar su tasa de referencia, sin que el crecimiento de los precios hubiera consolidado dentro del rango de tolerancia.
 
El alza en la inflación se tradujo, en el mes pasado, en una caída de los rendimientos en términos reales, los cuales incluso fueron negativos en dicho mes, para aquellos que invirtieron al inicio de dicho periodo a 28 días.
 
La buena noticia, es que a partir de abril, pero sobre todo en mayo, las cosas pueden cambiar y los ahorradores en instrumentos de corto plazo volverán a tener rendimiento reales positivos.
 
De acuerdo a las expectativas para el crecimiento de los precios al consumidor y con base al último resultado de la subasta de valores gubernamentales, los rendimiento reales para los Cetes a plazo de 28 y 91 días serán de alrededor de 3.0 en promedio durante el presente mes y mayo. En tanto que a 182 y un año, dicho indicador se ubicaría en 1.58 y 0.23 %.
 
Las cosas no serán sencillas para el controlar la expansión de los precios al consumidor durante el abril, dado el aumento al transporte en la Ciudad de México y incremento al gas, entre otros factores.
 
En tanto que en mayo, la entrada de tarifas eléctricas subsidiadas en algunos estados del norte de la República podría hacer caer a la inflación.
 
La otra gran apuesta es que se pueda extender, por un tiempo relativamente prolongado, la fortaleza del peso, lo que abarata el precio de las importaciones, contribuyendo a mantener a raya las presiones alcistas provenientes de factores internos.
 
Otro elemento de contención, es el relativo al bajo dinamismo de la economía en el primer semestre, lo que aumenta la posibilidad de que el alza en los precios al consumidor pueda ceder más adelante.
 
En otro frente, en la subasta primaria de valores gubernamentales podría prevalecer un sesgo de baja en las tasas de interés, sobre todo en la parte larga de la curva de rendimientos.
 
Existe una buena probabilidad de que el rendimiento de los cetes intente desafiar la mala noticia del repunte de la inflación y se enfile a nuevos mínimos históricos.
 
Particularmente, puede haber condiciones para que el rendimiento del Cete a 28 días, intente establecer una nueva marca histórica mínima. En los otros plazos, también se puede ver tasas nunca vistas.
 
La tasa del denominado bono M, con vencimiento en junio del 2016, probablemente baje alrededor de 0.04 puntos, para establecer un nuevo mínimo histórico.
 
Finalmente, el Udibono a 3 años probablemente vea disminuir su tasa en cerca de 0.08 puntos.
 
Hasta el próximo martes.