Economía

Repunta percepción negativa sobre el SAT

El incremento de impuestos tras la reforma fiscal, así como
el mal uso de éstos, son factores que han aumentado la mala percepción sobre el SAT, puesto entre 2014 y 2015, ésta creció 4 por ciento mientras que la imagen favorable se redujo un punto porcentual.
Dainzú Patiño
09 junio 2015 23:11 Última actualización 10 junio 2015 5:5
sat

El aumento de impuestos generó que creciera la mala percepción del SAT. (Edgar López)

CIUDAD DE MÉXICO.- El índice de percepción negativa del Servicio de Administración Tributaria (SAT) empeoró en el primer cuarto del presente año, respecto al cuarto trimestre del año pasado.

De acuerdo con una encuesta que efectúa el SAT, el porcentaje de respuestas relativas a una percepción o imagen “mala” del órgano desconcentrado, pasó de 12 por ciento a 16 por ciento, entre el cuarto trimestre de 2014 y el primero de 2015.

En tanto, la imagen “buena” se redujo de 73 por ciento a 72 por ciento y la “regular” bajó de 13 por ciento a 11 por ciento en ese lapso.

El descontento se relaciona con que el mayor pago de impuestos a raíz de la reforma fiscal. Empresas y personas físicas lo resintieron cuando presentaron su declaración anual en marzo y abril.


También influyó el incremento del gasto por el pago de productos como pan dulce y jugos desde el año pasado, el cual sin embargo no se reflejó en mejores servicios de agua, luz pública, pavimentación ni salud, señaló Korina Blanco, socia de la empresa Kaisa Informática y Servicios.

Además, los contribuyentes temen a la autoridad fiscal: 40 por ciento de los encuestados señaló como “muy probable/algo probable” ser sujeto a una sanción por parte del SAT.

Este índice aumentó 2 puntos porcentuales respecto al último trimestre de 2014 y 8 puntos más que el 32 por ciento reportado en el primer trimestre de 2014.

“En sí las personas pagan por temor a la autoridad, no por que estén muy deseosas de contribuir a los ingresos públicos”, señaló Blanco. La reforma fiscal derivó en una política de recaudación más agresiva, a través de cartas invitación enviadas a los contribuyentes con información que conocen a través de los bancos.

Sin embargo, en ocasiones éstas llegan a personas que no están en el Registro Federal de Contribuyentes (RFC), refirió Raúl Carbajal, socio director de Carbajal Bermúdez Abogados, firma especializada en derecho fiscal.

Asimismo, los contribuyentes observan que el destino de los impuestos que pagan no es el correcto. Por ejemplo el uso de helicópteros por parte de funcionarios de alto mando y otros lujos y exclusividades. “Esto afecta la percepción del SAT, puesto que es la autoridad encargada del manejo de los recursos y los contribuyentes lo asocian con actos de corrupción”, explicó Carbajal.

El “indicador general de percepción de la corrupción” del SAT, reportó en el primer trimestre de 2014 un porcentaje de 28 por ciento y en el mismo periodo de este año subió a 30.1 por ciento.

Para aminorar esta mala percepción, la autoridad debe ser más equitativa con el cobro de impuestos, y procurar que el pago de estos realmente se vea reflejado en más y mejores servicios para todos los ciudadanos, determinó Blanco.