Economía

Un 30% de exrepecos
en Querétaro pueden optar por informalidad

De 70 mil pequeños contribuyentes inscritos antes del RIF, sólo 50 mil están activos y los restantes 20 mil dudan de las ventajas del nuevo régimen fiscal, por lo que podrían optar por la informalidad, según el Colegio de Contadores Públicos de Querétaro.
Sirse Rosas
05 junio 2014 11:10 Última actualización 05 junio 2014 13:57
Economía informal

Los impuestos deben de ser cómodos en el pago y justos en cantidad. (Cuartoscuro)

QUERÉTARO, Querétaro.- De los 70 mil pequeños contribuyentes que tributaban bajo el Régimen de Pequeños Contribuyentes —hoy Régimen de Incorporación Fiscal (RIF)— en Querétaro, únicamente 70 por ciento se mantiene activo y el 30 por ciento restante estaría en riesgo de mudarse a la informalidad, señaló el presidente del Colegio de Contadores Públicos de Querétaro (CCPQ), Juan Carlos García Solís.

Señaló que si bien la migración de Repecos a RIF fue de manera automática, quienes están activos son cerca de 50 mil contribuyentes, mientras que 20 mil están indecisos.

“Estamos hablando de que están en indecisión de cumplir o incluso en rebeldía. Ellos serían los que están en riesgo de salirse de la formalidad o están en la expectativa de qué va a pasar, esperando que se pudiera regresar al Repeco”, comentó.


Incluso quienes están activos y con la intención de cumplir podrían no estar haciéndolo, dijo. Y es que afuera del SAT se continúan viendo filas de contribuyentes que desean realizar trámites, lo que habla de la necesidad de modernizar el sistema.

“Es necesario que eso se revise y se modernice, que se haga algo porque los impuestos deben de ser cómodos en el pago y justos en cantidad.”

Aseguró que la situación con los RIF aún no está normalizada y por eso han extendido el plazo para su declaración; sin embargo, ya en julio (el último plazo que se dio) se conocerá si el Servicio de Administración Tributaria (SAT) tiene la capacidad para atender a todos estos contribuyentes.

Sin embargo, consideró, “esto de extender el plazo en seis meses para implementar esta aplicación habla de que la autoridad reconoce que no ha sido lo más idóneo”.

Asimismo, dijo que desde el Colegio de Contadores se ve la posibilidad de que se pudieran