Economía

Rendimientos de Cetes, en mínimos históricos; tasas reales, negativas

10 febrero 2014 4:17 Última actualización 18 septiembre 2013 5:2

[No se descarta una nueva baja en el certificado de referencia del Banxico / Cuartoscuro]


 
Esteban Rojas H.
 
En la subasta primaria de valores gubernamentales se registró una baja generalizada en el rendimiento de los Certificados de la Tesorería de la Federación (Cetes), que los llevó a tocar mínimos históricos en todos sus plazos, porque aún están influidos por una política monetaria más laxa y una inflación controlada.
 
De acuerdo con información del Banco de México, los Cetes a 28, 91, 182 y 336 días quedaron en tasas anuales no vistas: 3.56, 3.63, 3.66 y 3.70 por ciento, respectivamente.
 
A la caída en los rendimientos con un horizonte de inversión inferior a un año contribuyó la mencionada política monetaria flexible aplicada por el Banco de México, el buen resultado en materia de inflación reportado para agosto pasado, así como la propuesta de reforma fiscal con un menor impacto sobre los precios al consumidor.
 
El pasado 6 de septiembre la tasa interbancaria a un día fue reducida por el Banxico 0.25 puntos base, para colocarla en 3.75 por ciento.
 
La tasa objetivo del instituto central es la más baja desde que se adoptó, en enero de 2008, como estrategia monetaria en sustitución del denominado corto.
 
Debido al pobre desempeño de la economía en los últimos meses, no debe descartarse del todo que el Banxico anuncie un nuevo recorte a la tasa de referencia antes de que finalice el presente año, sobre todo para evitar caer en otra recesión económica.
 
Como ya se estableció líneas arriba, a la baja en los rendimientos también contribuyó el favorable comportamiento de los precios al consumidor en agosto, particularmente en la inflación subyacente, la cual se encuentra en mínimos históricos.
 
Puesto que no incorpora ninguna modificación en la aplicación del IVA a alimentos y medicinas, la reforma hacendaria propuesta por el Ejecutivo federal quita preocupaciones sobre una eventual burbuja inflacionaria. Además, mantener la inflación controlada en medio de un lento crecimiento económico es relativamente menos complicado.
 
A pesar de todo, se calcula un alza estacional en la inflación para los próximos meses, lo que determina que los rendimientos reales sean negativos para los Cetes, e implica que se encuentren cerca de alcanzar un piso en términos nominales.
 
Otro riesgo para los rendimientos de los Cetes estriba en la preocupante tendencia ascendente en las tasas de interés en Estados Unidos.