Economía

Rendimientos de Cetes alcanzan mínimo histórico

10 febrero 2014 4:36 Última actualización 10 septiembre 2013 11:56

[Los Cetes a 91 y 175 días presentaron variaciones de menos 0.24 y 0.28 puntos/Bloomberg] 


 
Esteban Rojas H

En la subasta primaria de valores gubernamentales número 37 del año, el rendimiento del Cete a 28 días cayó 0.18 puntos con lo que alcanzó una nueva marca mínima sin precedente, al ubicarse en 3.65 %. A este comportamiento, contribuyó una política monetaria más flexible aplicada por el Banco de México y el buen resultado en materia de inflación reportado para el pasado agosto, así como la propuesta de una reforma fiscal con un menor impacto negativo sobre los precios al consumidor.

En la subasta, los Cetes a 91 y 175 días presentaron variaciones de menos 0.24 y 0.28 puntos, para ubicarse en 3.64 y 3.70 por ciento, respectivamente. Estos niveles también se ubicaron en mínimos históricos.

El Udibono con plazo a 10 años, con vencimiento en junio del 2022, experimentó un alza de 0.19 puntos, en la subasta primaria de valores gubernamentales.
Las tasas de interés de corto plazo siguen a su similar fijada por el Banco de México. A finales de la semana anterior, la tasa interbancaria a un día fue reducida en 0.25 puntos base, para colocarla en 3.75 por ciento.

La tasa objetivo del instituto central es la más baja desde que se adoptó como estrategia monetaria la fijación de una tasa objetivo, en sustitución del denominado corto, en enero del 2008.

A la caída en los rendimientos, también contribuyó el favorable reporte sobre los precios al consumidor mejor a lo esperado.

El INEGI, anunció que la inflación al consumidor durante agosto del presente años se incrementó en 0.28 por ciento, lo que llevó a una tasa de crecimiento anual de 3.46 por ciento.

La inflación subyacente, la que excluye los elementos más volátiles, alcanzó un mínimo histórico a tasa anual, al ubicarse en 2.37 por ciento.

La reforma hacendaria propuesta por el Ejecutivo Federal, al no incorporar ninguna modificación en la aplicación del IVA a alimentos y medicinas, quita preocupaciones sobre una eventual burbuja inflacionaria.

El principal riesgo para lograr mantener las tasas de interés bajas, es la posibilidad de que, más adelante, la Reserva Federal de los Estados Unidos aplique un freno a su política monetaria.