Economía

Renault es llamada sexista por vender esmalte de autos... y uñas

El último comercial de la automotriz muestra a una mujer que, luego de enojarse por un rayón que tiene su auto Twingo, se pinta las uñas y con el mismo barniz corrige el daño de su vehículo, lo que ha levantado revuelo entre activistas.
Annia Nussbaum | Bloomberg
15 junio 2017 17:2 Última actualización 15 junio 2017 19:38
Mujer condiciendo

Mujer condiciendo

¿Quieres arreglar el esmalte astillado en tus uñas y ese rasguño en la capucha de tu auto con un solo producto? Pues Renault dice que tiene justo lo que estás buscando.

En su intento por promover su automóvil, Twingo, un pequeño vehículo urbano dirigido principalmente a las mujeres, el fabricante de automóviles francés dio a conocer esta semana un esmalte de uñas que también se puede utilizar para corregir pequeños defectos de pintura en los coches.

La compañía se ha ganado acusaciones de sexismo en el intento.

El Twingo es para "mujeres activas al volante que necesitan andar por la ciudad, pero que también están atentas a la moda", dijo la automotriz en un comunicado presentando su incursión en el negocio de la belleza.

RASGUÑO DE COCHE

Para los activistas de los derechos de las mujeres, la estrategia de marketing de Renault es simplemente sexista. La forma en que se ha promocionado la oferta tampoco ha ayudado.

En el comercial una mujer grita "ouch" cuando ve un rasguño en su Twingo azul, estacionado entre dos vehículos. Entonces ella se pinta las uñas en azul, antes de reparar el rasguño del coche con el mismo esmalte.

Esto "reduce a las mujeres a sus preocupaciones por la belleza y a su incapacidad para conducir", dijo Marie-Noelle Bas, la cabeza del colectivo feminista francés Chiennes de Garde, en una entrevista telefónica. "Este sexismo insidioso y ordinario, diario pone las bases para lo peor, ya que los anuncios confinan a las mujeres a un papel construido".

Un portavoz de Renault disputó la percepción de que el comercial o el esmalte era insultante para la mujer. Los coches apuntan a "mujeres urbanas que disfrutan de la personalización de sus autos", dijo, señalando que el video no mostró a una mujer que no puede estacionarse correctamente.

El esmalte de uñas del mismo nombre del auto, está siendo fabricado por la empresa de cosméticos con sede en París, Ink and Out, propietaria de la marca De Blangy. El producto ha estado a la venta en los talleres de los autos y en su sitio web desde el lunes por 8,90 euros (US$10 dólares) y viene en azul, rojo, negro y amarillo. El barniz de uñas estará a la venta por un corto tiempo.

Para el director ejecutivo de Ink and Out, Benjamin De Blanzy, la polémica es "divertida" y "bastante legítima".

"Es curioso porque los hombres también lo usarán", dijo en una entrevista telefónica, agregando que él mismo comenzó a usar esmalte de uñas en su coche hace unos meses para cubrir arañazos menores.