Economía

Remanente de Banxico apoya al gasto

El remanente de operación del Banco de México permitió que el gasto total del sector público creciera 7.4 por ciento en los primeros seis meses del año, el cual hubiera sido sólo de 6 por ciento si no contara con esos recursos, señaló la Secretaría de Hacienda.
Redacción
30 julio 2015 22:38 Última actualización 31 julio 2015 5:5
 [Bloomberg] EN PORTADA: Banxico reporta máximo histórico de 163,515 mdd al cierre de diciembre.

El remanente del Banco de México generó que el gasto del sector pública creciera 7.4 en el primer semestre del año. (Bloomberg)

CIUDAD DE MÉXICO.- El gasto total del sector público creció 7.4 por ciento en el primer semestre del año, influenciado por la aportación de los 31.4 mil millones de pesos del remanente de operación del Banco de México al Fondo de Inversión para Programas y Proyectos de Infraestructura del Gobierno Federal, que se aplicarán a dicho fin en 2016.

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), señaló que sin considerar estos recursos, el gasto sería de 6.0 por ciento.
En enero, el titular de la SHCP, Luis Videgaray Caso, anunció el recorte al gasto público por 124 mil 300 millones de pesos.

A este respecto, la SHCP destacó que a junio de este año se observó una reducción de 1.2 por ciento en términos reales en los rubros de servicios personales y otros gastos de operación.





“Este comportamiento del gasto público es consistente con el ajuste preventivo de las finanzas públicas anunciado en enero y presenta una trayectoria decreciente a partir de los niveles iniciales observados a principio del año”, refirió.

Datos de la SHCP muestran que todos los conceptos que conforman el gasto total del sector público presupuestario se incrementaron, incluso el de Pemex 4.7 por ciento, el único que disminuyó fue el de la Comisión Federal de Electricidad el monto a la baja fue de 2.3 por ciento en términos reales, con un monto por 137 mil 340 millones de pesos.

Del gasto no programable, la erogación por Adefas, reportó una baja de menos 0.8 por ciento y el de apoyo a ahorradores y deudores disminuyó 9.4 por ciento.

En tanto, las participaciones a estados crecieron 2.5 por ciento a 320 mil 30 millones de pesos.

Por su parte, los ingresos presupuestarios aumentaron 4 por ciento en términos reales en el primer semestre del año, con respecto al mismo periodo de 2014, monto 84 mil 498 millones de pesos mayor a lo previsto en el programa anual, sin considerar los beneficios asociados a las coberturas del petróleo.

“Este comportamiento no marca una tendencia para el resto de 2015 ni para ejercicios fiscales posteriores debido a que una parte relevante de estos recursos se generaron por circunstancias excepcionales como el entero de recursos del Banco de México derivado de su remanente de operación y efectos asociados a las disposiciones tributarias aprobadas por el Congreso en 2013, entre otros”, dijo.

En el reporte de las Finanzas Públicas del segundo trimestre, expuso que los ingresos tributarios crecieron 28.8 por ciento real y a tasa anual en el primer semestre de 2015, en particular por avances del impuesto sobre la renta y de producción y servicios.