Economía

Relevo en CFE era necesario, coinciden analistas del sector

Sugieren que el antiguo director de la Comisión Federal de Electricidad no formó parte de los cambios que se acercan para la paraestatal.
Sergio Meana
05 febrero 2014 22:28 Última actualización 06 febrero 2014 5:0
Francisco Rojas y Pedro Joaquín Coldwell

Las discusiones entre el encargado de la Secretaría de Energía, Pedro Joaquín Coldwell, y Rojas pudo haber sido el factor determinante para su salida.

El cambio en la dirección de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) se debe al nuevo contexto en el que entrará la paraestatal eléctrica del cual Francisco Rojas nunca quiso formar parte, coincidieron analistas.

Para Montserrat Ramiro, analista del sector energético del Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco), la figura del ahora exdirector no tuvo peso durante el proceso de cambios que se han llevado a cabo en el sector.

“La figura de Francisco Rojas en todo este proceso estaba un poquito desdibujada, no hay mucho que decir ni buenas ni malas, realmente no estuvo presente en la discusión”, afirmó Ramiro.

El cambio representa una congruencia institucional pues Enrique Ochoa Reza, nuevo director de la paraestatal, ha sido clave en los cambios constitucionales.

“Lo que representa es una congruencia institucional y apuesta hacia el cambio y la modernización del sector. La figura de Enrique Ochoa está asociado a la reforma y en ese sentido es muy auspicioso para lo que viene”, dijo Ramiro.

El cambio es benéfico para la paraestatal pues se trata de un líder que puede llevar a la CFE a competir, afirmó.

Miriam Grunstein, académica del sector energético del Centro de Investigación y Docencias Económicas (CIDE), coincidió en que la salida del exdirector de la CFE fue lógica, puesto que no era compatible con los cambios que se están dando en el sector.

“La salida de Rojas me parece totalmente previsible, se negó a la idea de una apertura desde que llegó y no tenía lugar en este nuevo orden de cosas”, aseguró.

Sin embargo, opina que la llegada de Ochoa Reza sólo es temporal, pues debe ser un cargo empresarial y no político.