Economía

Reglas de origen serían positivas en renegociación del TLCAN

Las reglas de origen permitirían atraer más inversiones, productividad y proveeduría a México, pero apuntalarlas no será tan sencillo, expone Francisco de Rosenzweig Mendialdua, socio de la firma White & Case y exsubsecretario de Comercio.
Valente Villamil
14 mayo 2017 21:43 Última actualización 15 mayo 2017 17:5
Francisco de Rosenzweig Mendialdua.

Las reglas de origen bajas tienen el objetivo de incrementar la competitividad, EXPUSO Rosenzweig Mendialdua. (Archivo)

Incrementar las reglas de origen en la próxima renegociación del TLCAN como EU ha insinuado no es tan sencillo.

Francisco de Rosenzweig Mendialdua, socio de la firma White & Case y exsubsecretario de Comercio, apuntó en entrevista que el país tiene una oportunidad en la propuesta de funcionarios estadounidenses para incrementar las reglas de origen dentro del tratado.

“Incrementar las reglas de origen es algo positivo para México porque estás buscando tener mayores inversiones, mayor incremento productivo, mayor proveeduría”, dijo Rosenzwaig.

¿Qué son?
Las reglas de origen son los criterios necesarios para determinar la procedencia de un producto y tener beneficios arancelarios.

Sin embargo, subrayó que también se requieren dos cosas para las reglas de origen que son acabar con el arancel cero y que haya un periodo de transición razonable para poder atraer la inversión y tener la proveeduría lista.

La idea de incrementar las reglas de origen de contenido regional dentro del tratado ha sido comunicada públicamente por diversos funcionarios de la administración Trump, entre ellos su asesor en comercio internacional Peter Navarro, quien lo ve como una forma de aumentar la producción manufacturera en la región y así alimentar las exportaciones fuera del bloque.

Rosenzweig, quien participó en las negociaciones del Acuerdo de Cooperación Transpacífico (TPP), advirtió que las reglas de origen bajas tienen el objetivo de incrementar la competitividad.

“No porque (la regla) sea alta o baja quiere decir que tienes más o menos espacio para modificarlo. Es baja porque es lo que te hace eficiente, y toda la tendencia internacional en todo el mundo es tener reglas de origen flexibles o con contenido regional bajo porque son las famosas cadenas de valor”, dijo.

Y si México pretende conservar sus ventajas competitivas resultantes del TLCAN, entonces, si se sube el contenido regional de los diversos sectores productivos, entonces, más vale que Estados Unidos haga lo mismo con los más de 10 tratados comerciales que tiene suscritos con otros países y regiones, de tal forma que no se pierda competitividad frente a sus otros socios.

“¿Le conviene a México tener reglas de origen más altas? Sí en la medida en que no dejes bajas las reglas de origen de Corea y de otros competidores directos porque si tienes reglas de origen más altas de por sí en el NAFTA para el sector automotriz o cualquier otro bien que me digas y los coreanos pueden abastecer a mitad de precio por tener reglas de origen más bajas perdemos un market share”, dijo.

El sector automotriz tiene una de las reglas más estrictas al tener un alto contenido regional, situación que contrasta con el electrónico. Sólo en el caso de las pantallas de televisión son de entre 15 y 20 por ciento y México ha destacado como un gran proveedor de estos bienes a EU.

“Somos los más competitivos del mundo (en pantallas LED) porque traemos los insumos de Japón y/o Asia los incorporamos, les agregamos valor, los ensamblamos y exportamos”, dijo el exfuncionario federal.