Economía

Régimen de incorporación, un intento débil para acelerar la formalidad

10 febrero 2014 4:22 Última actualización 26 septiembre 2013 5:10

[Los incentivos son poco atractivos para ampliar la base y recaudación: fiscalistas / Cuartoscuro] 


 
 
Marcela Ojeda / Zenyazen Flores
 
 
 
El Régimen de Incorporación Fiscal propuesto por el Ejecutivo es un débil intento por acercar a la formalidad a las personas físicas que no están en el padrón de contribuyentes, coincidieron fiscalistas.
 
 
“Es una invitación que, como en otros casos, no va a tener el impacto que debería para atacar a la economía informal”, consideró Luis Sánchez Galguera, socio de impuestos y servicios legales de la firma Deloitte.
 
 
Pedro Carreón, vicepresidente fiscal del Instituto Mexicano de Contadores Públicos (IMCP) coincidió y agregó que para atraer a los informales a la formalidad, se requiere financiamiento y capacitación.
 
 
En entrevista con El Financiero, Sánchez Galguera consideró poco atractivos los incentivos propuestos para que los informales decidan añadirse al nuevo régimen propuesto, que de acuerdo con la iniciativa de reforma hacendaria sustituiría al de Pequeños Contribuyentes (Repecos) y al Régimen Intermedio.
 
 
En el Repecos están las personas físicas con actividades empresariales que enajenan o prestan servicios al público en general y empresas de tamaño pequeño, que generan ingresos por hasta 2 millones de pesos al año; mientras que en el Régimen Intermedio están sólo las que realizan actividades empresariales y tienen ingresos anuales hasta 4 millones de pesos.
 
 
El nuevo régimen sería aplicable a personas físicas con actividad empresarial y pequeñas empresas cuyos ingresos al año no sean mayores a un millón de pesos y operaría bajo un sistema de flujo de efectivo con pagos bimestrales definitivos.
 
 
Es un régimen cedular porque si los egresos llegaran a exceder los ingresos, se permite deducir la diferencia contra los ingresos del siguiente bimestre, hasta agotarla.
 
 
Los incentivos consisten en descuentos a seis años en el pago del ISR y de las cuotas al Seguro Social. En el año en que se incorporen tendrían acceso a seguridad social y el descuento de ISR sería de 100 por ciento. 
 
 
En el segundo año, el descuento del impuesto sería de 90 por ciento; en el tercero, de 70; en el cuarto, de 50; en el quinto, de 30 y en el sexto, de 10 por ciento y en el séptimo año ingresarían al régimen general.
 
 
“El incentivo no es muy atractivo y no necesariamente derivará en una alza importante de la recaudación o de la base de contribuyentes”, comentó Luis Sánchez Galguera.
 
 
Augusto Fernández Sagardi, director de la Comisión Fiscal de la Cámara de Comercio, Servicios y Turismo (Canaco) del Distrito Federal, indicó que la reforma no obliga a los inscritos en el esquema de Repecos a adherirse al nuevo régimen de incorporación, pero apuntó que a partir del 1 de enero de 2014, si se aprueba la reforma, los Repecos tendrán sólo dos opciones: optar por el nuevo régimen, o pagar el Impuesto Sobre la Renta (ISR) como cualquier contribuyente.
 
 
Explicó que con el régimen vigente las empresas pagan máximo una cuota de 2 por ciento sobre su ingreso bruto, lo que significa que máximo pagan 40 mil pesos al año por 2 millones de pesos de ingresos.
 
 
“Pero con la reforma hacendaria que se propone, lo que paguen las empresas dependerá de sus ingresos menos sus deducciones y de si tiene utilidad fiscal, a lo que se aplicará una tarifa del ISR, cuyo pago será diferenciado a lo largo de los seis años que se da a las empresas para que se incorporen al 100 por ciento”.
 
 
Añadió que las unidades económicas que hoy están en el esquema de Repecos tendrán que pagar el Impuesto al Valor Agregado (IVA) con la reforma y previó que trasladarán dicho costo a sus clientes.
 
 
Para Fernández Sagardi de Canaco del DF, la desaparición del Repecos planteada en la reforma hacendaria complica el pago de impuestos.
 
 
“Con el nuevo régimen se complica el pago porque para ingresar a él se solicitan diversos requisitos que “no simplifican” el proceso”, expuso.
 
 
Carreón Sierra, socio de PWC, consideró que, con fines de simplificación administrativa, se debió pensar en una ampliación de plazos, a fin de que los pagos provisionales sean cuatrimestrales.
 
 
 

 
 
Todas las notas ECONOMÍA
¿Qué son los bonos y por qué invertir en ellos?
PERFIL: Messmacher es el nuevo subsecretario de Hacienda
Irene Espinosa a Banxico; Messmacher a Subsecretaría de Hacienda
México y su plan de evolucionar el mercado "primitivo" de gas
Sexta ronda de renegociación de TLCAN iniciará el 21 de enero
TLCAN tendrá un 'final feliz' y el peso se apreciará hasta 8%: encuesta
Crece 15% el valor de producción manufacturero en el Bajío
Querétaro firma acuerdo con SCT para uso de inmuebles en telecomunicaciones
John Williams se une a contienda por vicepresidencia de la Fed
Presentan plan de acción en Zona Piel
EU quiere 'meterle velocidad' a temas pendientes en TLCAN 2.0
Hará Querétaro inversión histórica en infraestructura
Más gasto en seguridad no bajará violencia, señalan
Los 3 estados ‘ganones’ con los recursos federales en 2017
Si gana AMLO, tendría que alinearse: Barclays
Hasta los aviones resienten el alza del crudo
México podría ceder en contenido regional de autos: embajador
Los mercados mexicanos ganan en la era Trump
México ‘empaca’ contrapropuestas para la ronda 6 del TLCAN
Venezuela es abatida por menor crudo y más inflación
¿Cómo reducir la inequidad salarial entre hombres y mujeres? Esto sugiere Mercer
Irene Espinosa sería propuesta como subgobernadora de Banxico
John Williams, ¿el favorito para ser el segundo al mando en la Fed?
Cámara baja aprueba financiamiento del gobierno de EU
Empresarios de la Concanaco pide revisión de tarifas de CFE
Sign up for free