Economía

Reformas permitirán a México sortear mejor la volatilidad: Videgaray

El impacto de las reformas comienza a notarse, pero todavía falta un largo camino para que se implementen y de esta forma se consiga un crecimiento sostenido.
Notimex
06 febrero 2014 17:8 Última actualización 06 febrero 2014 17:12
   [Luis Videgaray dijo que el programa permitirá hacer de las Pymes un motor de desarrollo./Cuartoscuro]  

[Luis Videgaray dijo que el programa permitirá hacer de las Pymes un motor de desarrollo./Cuartoscuro]

México está más preparado que otros países emergentes para enfrentar la actual volatilidad internacional y las reformas económicas aprobadas le permitirán sortearla mejor, sostuvo el secretario de Hacienda, Luis Videgaray Caso.

En entrevista radiofónica, señaló que se vive un momento de amplia volatilidad en los mercados internacionales, particularmente en los emergentes como Argentina, que quizá es el caso más grave, pero también hay turbulencia en Turquía y Brasil.

Precisó que México también es una economía emergente y muy abierta al comercio y a los flujos financieros, “esto implica que vamos a ver volatilidad en México, sin embargo, estamos significativamente mejor preparados que otras economías emergentes”, dijo.

La economía mexicana, refirió, tiene un bajo nivel de endeudamiento público con respecto al PIB, un sistema financiero sólido, un bajo déficit de cuenta corriente, un tipo de cambio flexible y con mucha liquidez, amplios niveles de reservas y una línea de crédito contingente con el Fondo Monetario Internacional, elementos que hacen que México se perciba diferente.

Además, el alza en la calificación que ayer le dio Moody’s a México es un diferenciador muy importante con respecto a otras economías emergentes, y se basa en las perspectivas de crecimiento que dan las reformas estructurales.

“Los cambios que ha hecho México, aprobados por el Congreso de la Unión, promovidos por el presidente Enrique Peña Nieto, sin duda hoy le dan una característica distinta a la de otras economías emergentes, que nos permitirá sortear mejor esta volatilidad”, añadió.

El secretario de Hacienda mantuvo en 3.9 por ciento en pronóstico de crecimiento oficial para la economía mexicana en 2014, pues tiene los elementos para ello y los datos que se han conocido para este año apuntan en esa dirección.

Si bien será un crecimiento más robusto que el del año pasado, precisó, todavía está por debajo del potencial del país, y por ello el objetivo de las reformas estructurales aprobadas es elevar la tasa de crecimiento potencial y que México crezca consistentemente a tasas de alrededor de 5 por ciento.

“Si podemos sostener un periodo continuo de crecimiento a esas tasas, va a cambiar el rostro de México; seremos un país donde se abatan los niveles de pobreza y se incremente de manera significativa el potencial”, sostuvo.

Consideró que el repunte que tuvo la inflación general en la primera quincena de enero será transitorio, el cual estuvo ligado a la entrada en vigor de algunas nuevas disposiciones fiscales, como el alza en el precio de los refrescos, de la comida “chatarra” o en las gasolinas.

POTENCIAL A LA VISTA

Sobre el aumento que hizo ayer Moody’s a la calificación soberana de México, al cambiarla de categoría, de Baa1 a A3, dijo que significa que el país se percibe como una economía más robusta y con mayor potencial de crecimiento.

Esto se traduce, explicó, en que disminuye el costo de la deuda mexicana, lo que permitirá gastar más en cosas que le sirven a la gente, como en obras de infraestructura o inversión pública en salud y educación, en lugar de pagar intereses.

Destacó que el hecho de que Moody’s haya colocado a México en la categoría de país con calificación “A”, abre la posibilidad de que vengan inversionistas que antes no podían porque sólo se les permite hacerlo en países con notas “A”.

Consideró que la acción de Moody’s es una buena y alentadora noticia, porque además se basa en las reformas que se han aprobado en México en los últimos meses, las cuales proyectan una mayor capacidad de crecimiento hacia adelante.