Economía

Reformas al sistema financiero

12 febrero 2014 4:47 Última actualización 22 abril 2013 13:43

 [Bloomberg]  ANÁLISIS. Se explica cómo opera en México y qué es lo que se puede mejorar. 


 
Dolores Padierna Luna *

 
La principal función del sistema financiero es captar recursos de los que tienen dinero y canalizarlos, vía créditos, a los que los necesitan para adquirir bienes o para invertirlos en proyectos productivos.
 
En esta intermediación juegan un papel preponderante las tasas de interés: la “pasiva”, que es la que el intermediario paga a los propietarios del dinero y la “activa” que es la que cobra el intermediario a los acreditados. La diferencia entre la tasa activa y la pasiva es el margen de intermediación, equivalente a la utilidad del intermediario.
 
En el sistema financiero mexicano se ha dado preponderancia al margen de intermediación, con el propósito de que los intermediarios operen con buenos niveles de rentabilidad.
 
En 2012, la tasa promedio de captación de la banca comercial (tasa pasiva) fue de 3.4% y la tasa promedio al que prestó  (tasa activa) fue de 8.8%, dando como resultado un margen de intermediación de 159% [1]. En los últimos años este margen ha ido en aumento.
 
 
Margen de intermediación de la Banca Comercial (%)

 
 
Este enorme margen de intermediación, le ha permitido a la banca comercial operar con muy buenos resultados financieros para sus propietarios. Adicionalmente, la banca comercial ha puesto en práctica el cobro de altas comisiones y tarifas, por los diversos servicios que presta, resultando un negocio que les adiciona importantes utilidades, sin tener que depender únicamente del crédito.
 
El margen financiero, que es la diferencia entre los intereses cobrados, descontados los riesgos crediticios y los intereses pagados, menos los gastos operativos, administrativos y comerciales de la banca, ascendieron a 1.4 billones de pesos en 2012, equivalentes al 47.9% de los intereses cobrados. A este resultado contribuyeron los 596,000 millones de pesos que la banca comercial obtuvo por comisiones y tarifas.
 
La rentabilidad, calculada como la utilidad neta (descontados los impuestos) sobre el capital total de la banca fue del 13.7% en 2012, lo que es una buena rentabilidad para un negocio del tamaño de la banca comercial. En el cuadro siguiente se muestran algunos indicadores para el periodo 2007-2012.
 
Indicadores Financieros de la Banca Comercial (Millones de Pesos)

Fuente. CNBV. Indicadores Financieros de la Banca Múltiple
 
 
Los buenos resultados financieros de la banca comercial, contrastan con la limitada participación que tiene como promotor del desarrollo; es decir, como proveedor de crédito a la economía. En 2012, el saldo de los créditos otorgados por la banca comercial equivalió al 20.4% del PIB y aunque este porcentaje ha aumentado en los últimos años, sigue siendo muy bajo.
 
Financiamiento otorgado por la banca comercial al sector no bancario (% del PIB)

Fuente: BANXICO. Financiamiento otorgado por la Banca Comercial al Sector no Bancario
 
 
En 2012, del financiamiento total sólo 37.7% se destinó a las actividades productivas, 31.4% a personas físicas para consumo y vivienda, 24.5% al sector público (estados, municipios y gobierno federal) y el 6.4% a otros acreditados.
 
Estos datos muestran la escasa penetración de la banca comercial en la economía y el muy limitado apoyo a las actividades productivas, lo que demuestra que no está cumpliendo con el que debería ser su propósito principal. Las mismas autoridades mexicanas reconocen que el sistema financiero, si bien es sano, tiene una insuficiente penetración en el mercado.
 
La banca de desarrollo, juega un papel más limitado que la banca comercial, ya que sólo otorgó créditos por el equivalente al 3.1% del PIB, en 2012 y su participación ha aumentado muy poco en los últimos años.
 
 
Financiamiento otorgado por la banca de desarrollo al sector no bancario (% del PIB)

Fuente. BANXICO. Financiamiento otorgado por la Banca de Desarrollo al Sector no Bancario
 
 
Del total del crédito otorgado por la banca comercial, sólo el 29.2% lo destinó a actividades productivas, 41.9% a estados, municipios y gobierno federal, 6.5% al consumo y la vivienda y el 19.4% restante a otros acreditados, como otros intermediarios financieros no bancarios y a programas de restructuración de deuda.
 
Durante los últimos años, la banca de desarrollo ha ido modificando su esquema de operación hacia el otorgamiento de garantías, más que al financiamiento directo, sobre todo a los sectores productivos, con el propósito de fomentar la participación de la banca comercial. Este esquema no ha dado los resultados esperados, lo que se demuestra por la escasa participación de la banca comercial.
 
Se puede afirmar que la banca, que debería ser la principal fuente de crédito para las personas y las empresas, sólo otorgó financiamientos equivalentes al 23.5% del Producto Interno Bruto (PIB) en 2012. La banca comercial participó con el 86.7% de este financiamiento y la banca de desarrollo con sólo el 13.3% restante. [2]  
 
La insuficiencia de crédito de la banca comercial y de desarrollo, ha propiciado que el sector privado recurra a fuentes alternativas de financiamiento. En 2012, el 38.3% del endeudamiento del sector privado provino de la banca y el 62.7% de fuentes alternativas.
 
 
Financiamiento del sector privado (% del PIB)

 
Fuente. BANXICO. Financiamiento al Sector Privado no Bancario
 
 
En el caso del consumo, el otorgamiento de créditos directos de establecimientos comerciales y del FONACOT, ha ido perdiendo importancia debido a que éstos se apoyan cada vez más en la banca comercial, así como que algunos de ellos han establecido bancos comerciales especializados.
 
En el sector de la vivienda destaca la participación de entidades públicas como INFONAVIT, FOVISSSTE y la Sociedad Hipotecaria Federal (SHF).
 
Las empresas recurren a fuentes alternativas de financiamiento como la Bolsa Mexicana de Valores y otras instituciones nacionales e internacionales. Al respecto cabe señalar que sólo las grandes empresas tienen acceso a este tipo de financiamientos. Las pequeñas y medianas, que no son sujetas de crédito de la banca comercial, recurren a fuentes alternativas como las SOFOLES, SOFOMES e incluso a prestamistas privados no regulados, a costos muy por encima de los de ya por sí costos elevados de la banca comercial.
 
La banca comercial argumenta que existen 2 principales limitaciones para que pueda ampliar el crédito:
 
1.     La insuficiente de captación de recursos del público. Este argumento es cierto, pero lo que no dice la banca comercial, es que la limitada captación tiene su origen en las bajísimas tasas que pagan por los depósitos (tasas pasivas). En 2012, el costo promedio de la captación de la banca comercial fue de 2.6% [3], lo que significó un rendimiento negativo si se descuenta la inflación, que en ese año se ubicó en 4.1%. Los grandes inversionistas tiene a su disposición otros medios de inversión mucho más atractivos que los que ofrece la banca comercial;  como por ejemplo,  la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) y la deuda gubernamental (principalmente CETES). Con ello, desde el mismo gobierno se ha propiciado un mercado financiero con un alto contenido especulativo. La misma banca comercial mantiene importantes inversiones en los mercados especulativos, de manera directa o a través de subsidiarias, en vez de destinarlos al crédito directo.
 
2.     La debilidad del estado de derecho para la recuperación de créditos. Con base en este argumento, la banca comercial establece requisitos para el otorgamiento de créditos, que sólo pueden cumplir una pequeña proporción de acreditados potenciales, lo que ha propiciado que el crédito se canalice hacia aquéllos que mejor garanticen su pago y no a los que verdaderamente los necesitan, especialmente las pequeñas y medianas empresas. En el caso del crédito al consumo, la banca comercial ha sido más laxa en el otorgamiento de créditos, disminuyendo el riesgo a través de la aplicación de tasas de interés exorbitantes. Por ejemplo, la tasa promedio de interés de las tarjetas de crédito fue de 26.2% en 2012. Los créditos al consumo se otorgaron a una tasa promedio de 32.4% [4].
 
Con base en la información anterior, se puede afirmar que el sistema financiero mexicano adolece de múltiples deficiencias y se caracteriza por enormes distorsiones que impiden que cumpla con los propósitos que en teoría le corresponden. La banca comercial es un excelente negocio para sus propietarios pero no capta los recursos que debiera y no otorga los créditos que requiere la economía nacional.
 
La participación de la banca de desarrollo es muy limitada para que sea una fuente de financiamiento suficiente y complementario del que otorga la banca comercial, sobre todo en el apoyo de los acreditados que no cumplen con los requisitos que ésta establece.
 
La principal fuente de recursos de la banca comercial es la captación del público. En 2012, ésta ascendió a 2 billones 556 mil millones de pesos, equivalentes al 16.5% del PIB. Con estos recursos, más otros obtenido de créditos interbancarios, otorgó préstamos por 3 billones 167 mil millones de pesos, equivalentes al 20.4% del PIB.
 
Como ya se mencionó, la baja captación de recursos del público tiene su origen en los rendimientos negativos que la banca comercial paga a sus depositantes para los que existen alternativas de inversión más atractivas. Así, la banca comercial compite en condiciones de desventaja con otros captadores de recursos, entre los que destacan los que emiten títulos de deuda en el mercado local.
 
En 2012, se captaron, vía títulos de deuda, 7 billones 16,000 millones de pesos, equivalentes al 45.3% del PIB.
 
 
Títulos de deuda emitidos en el mercado local 2012 (% del PIB)

 
Fuente. BANXICO. Títulos de deuda emitidos en el mercado local
 
 
Los principales competidores de la captación de recursos de la banca comercial son:
1.     En primer lugar se encuentra el gobierno. A diciembre de 2012, la deuda del gobierno, incluyendo al federal y la emisión de títulos de estados y municipios, ascendió a 4 billones 371 mil millones de pesos, superando en 71% a la captación de la banca comercial. Esta importante sangría de recursos para el crédito privado, es utilizada por el Gobierno Federal para financiar su déficit, que no necesariamente aplica a proyectos productivos y como ya se mencionó una proporción muy limitada la destina a la banca de desarrollo.   
 
2.     En segundo lugar se encuentran las instituciones financieras, que a diciembre de 2012 emitieron títulos de deuda por  2 billones 104 mil millones de pesos. Dentro de este grupo destacan las instituciones públicas como el IPAB y el FARAC, que aún son un resabio de los rescates financiero y carretero de 1995 y que le siguen costando al país, en detrimento del crédito disponible para apoyar el desarrollo económico. Cabe señalar que una parte importante de estos recursos se pagan a la banca comercial que fue “rescatada” y que en este mecanismo tiene una muy buena fuente de ingresos sin riesgo alguno.
 
3.     Finalmente están las instituciones no financieras que a diciembre de 2012 habían emitido títulos de deuda por 540,000 millones de pesos. Las públicas (PEMEX y CFE) emitieron 237,000 millones y los grandes corporativos privados no financieros, 303,000 millones de pesos.
 
Adicionalmente, en 2012 las inversiones de mexicanos en carteras extranjeras ascendieron a 155,587 millones de dólares, que al tipo de cambio de ese año corresponden a 2 billones 48 mil millones de pesos, el 13.2% del PIB.
 
Si se suma la captación de la banca comercial, los títulos de deuda y las inversiones de mexicanos en el exterior, da un total de 11 billones 620,000 millones de pesos de recursos disponibles para el crédito, equivalentes al 75% del PIB, cantidad suficiente para apoyar de manera adecuada el desarrollo económico del país.
 
Queda la interrogante de que proporción de estos enormes recursos contribuyen efectivamente al desarrollo del país. La evaluación de este importante aspecto es una asignatura pendiente de las instituciones reguladoras del sistema financiero, que se han concentrado en asegurar la “salud” del mismo, entendida como la minimización de riesgos y la maximización de las utilidades de las empresas que participan en el sector.
 
Una parte importante de estos recursos se los apropian el gobierno y las grandes empresas, que además de la emisión de títulos de deuda, cotizan en la Bolsa Mexicana de Valores,  en donde tienen otra importante fuente de financiamiento.
 
También hay que señalar que otra fuente importante de recursos para el financiamiento son los fondos para el retiro de los trabajadores, administrados por las AFORES que a febrero de 2013, ascendieron a 1 billón 975,000 millones de pesos, el 12.7% del PIB. El 54.1% de estos fondos, que pertenecen a los trabajadores, están colocados en deuda gubernamental y un 17.4% adicional en deuda privada, contraída por grandes empresas. Además de las cuantiosas utilidades que obtienen las AFORES (9,464 millones de pesos en 2012), la utilización de estos recursos prácticamente no contribuyen al desarrollo económico nacional [5].
 
Por todo lo anterior, se pude concluir que los problemas de financiamiento del desarrollo no se deben a la escasez de recursos sino en las deficiencias con que opera el sistema financiero, por lo que se requiere de un cambio de fondo que permita utilizar de mejor manera los recursos disponibles en beneficio de la mayoría de los mexicanos y no de una minoría privilegiada.
 
Entre los cambios que requiere el sistema financiero se pueden mencionar los siguientes:
1.     Hacer más atractivo para los ahorradores el depósito de sus recursos en la banca comercial, a través de tasas pasivas positivas (por arriba de la inflación), con el objeto de incrementar la captación de recursos.
2.     Disminución de los costos de comisiones y tarifas por el uso de servicios financieros.
3.     Reducción del diferencial entre tasas activas y pasivas, principalmente para el financiamiento de las pequeñas y medianas empresas.
4.     Fortalecimiento de la banca de desarrollo, incrementado sustancialmente su capacidad de financiamiento de las actividades económicas prioritarias para el desarrollo del país.
5.     Restituir la capacidad de la banca de desarrollo para operar como banco de primer piso para atender directamente a la pequeña y mediana empresa.
6.     Desincentivar las inversiones financieras especulativas, mediante la aplicación de un impuesto de control a las transacciones bursátiles.
 
 

[1] CNBV. Principales Indicadores de la Banca Múltiple
[2] Cálculos propios con base en BANXICO.
[3] BANXICO. Tasas de interés en la captación del público
[4] CNBV. Indicadores Financieros de la Banca Múltiple
[5] CONSAR. Recursos administrados por las AFORES y Estado de Resultados de las AFORES
 
 
* La autora es senadora de la República  y secretaria general del PRD.

 
 
 
Todas las notas ECONOMÍA
Advierten a Trump sobre costo político de muerte del TLCAN
Reto "largo y difícil", dice negociador principal de Canadá
Energía, sector en el que países del TLCAN están de acuerdo
En Estados Unidos costará más la comida si termina el TLCAN
¿Por qué es conveniente solicitar una garantía extendida en el Buen Fin?
Empleo en industria manufacturera modera su avance en septiembre
Si hoy te 'caen del cielo' 50 mil pesos, ¿los gastas o los ahorras?
Baja penetración del crédito bancario en empresas a nivel de 2014
Sector plásticos empuja ocupación manufacturera en Querétaro
Inicios de construcción de casas en EU tocan máximo de un año en octubre
México tiene un Centro de Tecnologías Aeronáuticas y está en Querétaro
Tendrás hasta 182 mil opciones para llenar la nueva factura
Reino Unido, interesado en invertir en Querétaro
Proponen un ‘arma secreta’ para México en TLCAN
Patentes, a salvo ante posible fin de TLCAN: IMPI
Economía tiene 20% más ‘punch’ para defender el TLCAN
Finlandia sale en defensa del Libre Comercio
México envía al mercado señal positiva en TLCAN
Cámara Baja de EU aprueba plan fiscal de Trump
¿Por qué ahora es buen momento para comprarte una ‘compu’?
Buen Fin hace a noviembre el ‘rey de los tarjetazos’
¿Qué será de la propiedad intelectual si se acaba el TLCAN?
BBVA Bancomer cierra sucursal en una ciudad asediada por la inseguridad
Precio de la gasolina será libre en todo el país a partir del 30 de noviembre
Valor de acuerdos de fusiones y adquisiciones se triplicará en 2018: Baker McKenzie