Economía

Reforma política del GDF presionaría a la baja su calificación: Fitch

La agencia calificadora destaca que el GDF cuenta con una estructura de ingresos propios robusta, un gasto operacional controlado, un perfil socioeconómico importante, así como un nivel moderado de endeudamiento.
Redacción
30 diciembre 2014 15:13 Última actualización 30 diciembre 2014 15:13
Ciudad de México ángel independencia (Bloomberg/Archivo)

Ciudad de México ángel independencia (Bloomberg/Archivo)

CIUDAD DE MÉXICO.- Una modificación legal que implique que la deuda del Distrito Federal deje de considerarse en los pasivos del gobierno federal podría ejercer una presión a la baja en su calidad crediticia, advirtió la calificadora Fitch en un reporte.

"En caso de existir una modificación legal que implique que la deuda del DF deje de considerarse como deuda del gobierno federal, esto podría ejercer una presión a la baja en la calidad crediticia”, afirmó en un reporte la calificadora.

Lo anterior en relación a la propuesta de reforma política del Gobierno del Distrito Federal (GDF), que de aprobarse lo dotaría de mayor autonomía.


Al 30 de septiembre de 2014 la deuda consolidada del GDF totalizó 63 mil 57.6 millones, de los cuales 62 mil 357 millones corresponden al sector central y 700.5 millones al paraestatal.

El promedio ponderado del plazo contratado de la deuda del sector central es de 19 años; no obstante, solamente 41.4 por ciento de esta deuda está contratada a tasa fija, por lo que existe una exposición alta a riesgos de mercado, detalló Fitch.

Actualmente la calificación crediticia del GDF se sustenta en el artículo 1° de la Ley General de Deuda Pública de los Estados Unidos Mexicanos (LGDP), el cual establece que toda la deuda que contraiga se considera una obligación del gobierno federal.

Su contratación está sujeta a la aprobación del Congreso de la Unión y se rige por los lineamientos marcados por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

Derivado de lo anterior, la calidad crediticia de la deuda del GDF es igual a la del Gobierno Federal, es decir, ‘AAA(mex)’, otorgada por Fitch Ratings.

En su reporte, la calificadora aseveró que aunque no anticipa un impacto significativo en el tema de finanzas públicas respecto a la propuesta de reforma política del GDF, dará seguimiento a lo aprobado finalmente.

Al reiterar su calificación, Fitch apuntó que el GDF cuenta con una estructura de ingresos propios robusta, un gasto operacional controlado, además de un perfil socioeconómico importante, así como un nivel moderado de endeudamiento.

“Aunque el GDF registra un nivel moderado de endeudamiento en términos relativos a sus ingresos disponibles, la deuda pública cuenta con términos y condiciones muy favorables, las cuales se traducen en indicadores satisfactorios de apalancamiento y sostenibilidad”, apuntó.

De acuerdo con Fitch aunque la deuda pública del GDF se ha incrementado en los últimos años, pero se mantiene manejable.