Economía

Reforma hacendaria afecta al asalariado "clasemediero": CIDE

10 febrero 2014 4:17 Última actualización 01 octubre 2013 14:39

[La evasión fiscal representa un 40% de la recaudación / Cuartoscuro / Archivo]  


 
 
 

Notimex
 
 

La reforma hacendaria propuesta por el Ejecutivo federal afecta al asalariado "clasemediero", quien es el contribuyente cautivo, y no a quienes más ingresos tienen, afirmó el Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE).
 
El profesor-investigador titular de la División de Economía de CIDE, Fausto Hernández Trillo, sostuvo que la iniciativa de reforma hacendaria propuesta por el presidente Enrique Peña Nieto el 8 de septiembre pasado incentiva la informalidad.
 

Dijo que el principal reto es atacar la evasión, que en total representa 40 por ciento de la recaudación y 77 por ciento en el caso de personas físicas no asalariadas, donde están trabajadores independientes como médicos, arquitectos y abogados, entre otros.
 
 
En conferencia, afirmó que la reforma propuesta da incentivos a los informales para permanecer en este sector y al formal, si bien se le quitan algunos privilegios se le están imponiendo costos que impactarán su productividad.
 
 
En su opinión, esta reforma se va por el camino más fácil, los contribuyentes cautivos, que son las clases medias asalariadas formales, y aseveró: "no es cierto que se está yendo sobre la clase media, se está yendo sobre el asalariado clasemediero, que es muy distinto".
 
 
Hernández Trillo comentó que si bien la tasa del Impuesto sobre la Renta (ISR) para las empresas no se está subiendo, la que se cobrará efectivamente a las empresas está "disfrazada" llegaría hasta 47 por ciento.
 
En el caso de las personas físicas, para la cual se propone elevar la tasa máxima de 30 a 32 por ciento a quienes ganen más de 500 mil pesos al año, también se eleva la tasa efectiva para el contribuyente cautivo.
 
 
"Desafortunadamente la reforma actual está yéndose sobre el cautivo, no sobre el que más dinero tiene", aseveró Hernández Trillo, quien anticipó que entre las propuestas no serán a aprobadas están las de gravar con IVA las colegiaturas.
 
 
El profesor de medio tiempo de la División de Economía del CIDE, Raúl Feliz, estimó que la reforma hacendaria propuesta por el Ejecutivo federal, no es la última palabra, sino "un parche y la verdadera reforma está pendiente", y calculó que el año próximo sólo aportará una recaudación de 0.8 por ciento del PIB.
 
 
 
A su vez, el profesor investigador del CIDE, Alejando Villagómez, calificó como adecuada la política contra cíclica propuesta en el paquete económico del gobierno, la cual plantea un déficit temporal y decreciente de 0.4 por ciento en 2013 y de 1.5 por ciento en 2014.