Economía

Reforma financiera no decreta baja en tasas de interés: Arrigunaga

En entrevista con Carlos Mota, el directivo destacó que tener la seguridad de que jurídicamente se puede realizar la cobranza de un crédito se traducirá en menores tasas de interés para la población.
Redacción
26 febrero 2014 10:51 Última actualización 26 febrero 2014 11:53
 [Javier Arrigunaga. Foto: Arturo Monroy/Archivo] EL FINANCIERO platicó con Javier Arrigunaga, de Grupo Financiero Banamex y presidente de la ABM.  

[Javier Arrigunaga. Foto: Arturo Monroy/Archivo] EL FINANCIERO platicó con Javier Arrigunaga, de Grupo Financiero Banamex y presidente de la ABM.

CIUDAD DE MÉXICO.- Javier Arrigunaga, director general del grupo financiero Banamex, refirió que la reforma financiera no establece como decreto la baja en las tasas de interés, las cuales si se reducirán a través del mercado con mecanismos que incrementen la competencia y faciliten la transparencia de las instituciones financieras.

En entrevista con Carlos Mota en la edición matutina del noticiero de EL FINANCIERO Bloomberg, Arrigunaga refirió “algo que es muy importante de la reforma financiera es que claramente señaló que las tasas no se pueden bajar por decreto ni el crédito se puede empujar canalizándolo a sectores específicos, debe ser a través del mercado, de mecanismos que incrementen la competencia y faciliten la transparencia.”

Arrigunaga destacó la importancia de que a los clientes de la banca sea fácil saber en qué institución le es más atractivo determinado producto financiero y que al mismo tiempo, les facilite moverse de un banco a otro.

“Hay muchos elementos en la reforma financiera que van en este sentido, que nos parece que es el correcto, seguir incrementando la competencia para favorecer la reducción de tasas de interés”, apuntó el directivo de Banamex.

No obstante, las tasas de interés este año dependerán de las acciones que la Reserva Federal sobre la reducción estímulos monetarios, que prevé, tendrá un efecto de elevación.

Por otra parte, añadió que tener la seguridad de que jurídicamente se puede realizar la cobranza de un crédito también se traduce en menores tasas de interés para la población y genera expansión del crédito.

Sin embargo, lo anterior tiene que ver con el funcionamiento del sistema judicial, que se resuelve a través de capacitación, mayor inversión y que los estados establezcan como prioridad el buen funcionamiento de los aparatos de administración de justicia.