Economía

Reforma energética traerá grandes oportunidades, estima Moody's

La calificadora señaló que los cambios que traerá la apertura del sector energético serán graduales y se verán principalmente en el largo plazo.
11 septiembre 2014 1:29 Última actualización 11 septiembre 2014 5:5
 [La reforma energética promete crear numerosas oportunidades para que empresas privadas reactiven los sectores de hidrocarburos y deelectricidad del país. / Bloomberg]

Con la reforma energética, se podrán monetizar más reservas, afirmó Moody's. (Bloomberg)

CIUDAD DE MÉXICO.- La reforma energética traerá grandes oportunidades para México, entre ellas, una inversión superior a 60 mil millones de dólares al año en la industria petrolera, además, se podrán monetizar más reservas, con 44.5 mil millones de barriles de crudo en 3P y 114.8 mil millones en recursos prospectivos, estimó Moody’s Investors Service.

Asimismo, prevé que la transparencia, el suficiente personal capacitado, el manejo de los contratos y la ejecución de las próximas rondas, serán los principales desafíos del sector de hidrocarburos en México.

Nymia Almeida, vicepresidenta y analista senior de crédito de Moody’s, alertó que los cambios en el mercado energético serán graduales, palpables en el mediano plazo, pero principalmente en el largo plazo.
“La reforma energética fue un gran desafío político, pero el mayor será la correcta ejecución de las inversiones petroleras en México”, aseveró Almeida.


México demostró ser un soberano “altamente resistente” durante la “peor crisis” financiera internacional desde 1929, por lo que la calidad crediticia del gobierno de “A3” es la acertada, defendió Moody’s Investors Service.

Mauro Leos, vicepresidente y analista de riesgo soberano de México, aseguró que el “track record” (estabilidad macroeconómica), junto con los cambios estructurales son la principal razón por la que se subió la calificación crediticia de Baa1 a A3 en febrero pasado.

En el marco de la 15 Conferencia Anual de Moody’s Investors Service, el especialista de riesgo soberano alertó que tras la aprobación de las reformas, Moody’s mantiene una postura conservadora, con respecto a las proyecciones del gobierno federal.​