Economía

Reforma energética será motor de crecimiento para segunda mitad del sexenio: IMEF

Aunque los resultados de la primera fase de la Ronda Uno no fueron del todo favorables, también hubo mucho aprendizaje, consideró Joaquín Gándara Ruiz, vicepresidente del Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas.
Notimex
03 septiembre 2015 13:12 Última actualización 03 septiembre 2015 13:12
plataforma petrolera

La caída en el precio del petróleo obedece a factores externos, afirma el CEQ. (Foto: Bloomberg)

La reforma energética atraerá inversiones a México y será el motor de crecimiento para la segunda mitad de este sexenio, aunque ahora los bajos precios del petróleo no la favorezcan, afirmó el Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF).

El vicepresidente del IMEF, Joaquín Gándara Ruiz, dijo que si bien en la reciente licitación de la Ronda Uno los resultados no fueron del todo favorables ni se lograron los objetivos que se buscaron, también hubo mucho aprendizaje.

“Estamos seguros que en las siguientes licitaciones de la Ronda Uno y las licitaciones posteriores, se lograrán las inversiones que este país requiere para tener el crecimiento que todos estamos esperando”, agregó.


Durante la inauguración del Foro IMEF “Los efectos de la reforma energética en la industria y el comercio en México”, afirmó que esta reforma es la más importante de todas las que se aprobaron en 2013, y eran esperadas desde hace 20 años.

Señaló que después de 75 años de tener un sector energético cerrado, finalmente éste se logró abrir a la inversión privada, aunque lamentó que en la actualidad los bajos precios internacionales del petróleo no favorecen a este cambio estructural.

“En el IMEF estamos seguros que la reforma energética atraerá mucha inversión en México y será motor de crecimiento para la segunda mitad de este sexenio”, sostuvo Gándara Ruiz ante representantes de empresas y dependencias del sector.

Expresó que México vive momentos de turbulencia financiera ocasionados por factores ajenos al país, como la crisis en Grecia, la desaceleración de China, precios del petróleo a la baja e incertidumbre sobre el momento y ritmo del alza de tasas por parte de la Reserva Federal de Estados Unidos.

El vicepresidente del IMEF señaló que este escenario internacional ha afectado a México en el tipo de cambio, pero también resaltó que el país ha podido sortearlo ya que tiene un entorno internacional fuerte.

Por su parte, el presidente de la Asociación Nacional de Abogados de Empresas (ANADE), Ricardo Cervantes Vargas, coincidió que el comportamiento del precio del petróleo y del tipo de cambio no han sido favorables para detonar el sector energético.

No obstante, subrayó, lo importante es que con las reformas estructurales ya aprobadas se ha construido el andamiaje necesario para que este todo listo en el sector energético en el momento en el que los factores económicos lo permitan, o los avances tecnológicos hagan más rentables la explotación.

“Es un acierto del gobierno impulsar y pasar las reformas estructurales que se necesitaban en México. Para la ANADE es un placer colaborar en materia área jurídica en la implementación de esta reforma”, manifestó.

Por separado, el director de la División de Energía de Infraestructura de Grupo México, Ignacio Castro, dijo que la minera gasta alrededor de 50 millones de dólares mensuales en el consumo de diferentes fuentes energéticas (electricidad, gas y diesel) para la operación de las mineras, por lo que desde 2012 inició con la generación propia de energía.

Detalló que hasta el momento Grupo México ha invertido unos 750 millones de dólares en sus proyectos de generación de energía para consumo propio la que todavía no es suficiente, “ya que todavía requerimos un tercio más”.

En entrevista, señaló que el grupo minero tiene una cartera de proyectos en todos los aspectos energéticos, entre los que se encuentran los de energía solar (fotovoltaica).

Por su parte, la directora de Finanzas de General Electric (GE) en México, Rocío Palafox, señaló que esta transnacional tiene 17 plantas manufactureras en México y se analiza el traslado de líneas de producción al país, la que dependerá de la estructura de costos en el nuevo mercado eléctrico.

Destacó que el compromiso de la empresa con México es a largo plazo, “ya que la primera planta manufacturera de Estados Unidos fuera de ese país fue en nuestro país hace más de 119 años. Entendemos que los cambios de la reforma no son inmediatos, tienen que tomar forma, las decisiones de GE son de largo plazo”.

El gerente de Cementos Mexicanos (Cemex), José Francisco Castro, indicó que desde hace 20 años se creó el Departamento de Energía en la cementera y se encuentran interesados en el suministro de energía y se analizan diferentes proyectos y alternativas.

Los directivos empresariales coincidieron para detonar las inversiones y el inicio del nuevo mercado eléctrico se debe dar a conocer por parte de las autoridades el manual de prácticas de este sector para tener mayor certidumbre de las inversiones y la rentabilidad de los proyectos.