Economía

Reforma energética, oportunidad para reactivar economía

10 febrero 2014 5:8 Última actualización 07 julio 2013 15:24

[Bloomberg] 


 
Notimex
 
La reforma energética representa para México una oportunidad histórica para reactivar y fortalecer la economía del país, con sectores clave como la petroquímica que importa al país 83 por ciento de sus requerimientos.

Así lo señaló el director general de la Asociación Nacional de la Industria Química (ANIQ), Miguel Benedetto, luego de que la semana anterior se dio a conocer que este sector enfrenta un déficit de más de 19 mil millones de dólares.

En entrevista señaló que ese déficit ha presentado un aumento de hasta mil 900 por ciento si se toma como referencia el año de 1995, cuando se ubicó en mil millones de dólares, lo que revela la necesidad de reactivar al sector petroquímico en el país.

Dicha situación se hace apremiante si se considera que la participación de esta industria en el PIB nacional ha decaído en los últimos 15 años, para pasar de 5.0 por ciento al 1.2 por ciento al 2012, lo que resulta aún más impactante si se considera que el Producto Interno Bruto (PIB) ha crecido.

Por ello, el directivo sostuvo que la reforma debe ir enfocada a buscar la autosuficiencia en la generación energética que requiere el país, para lo cual es necesario que la producción de Petróleos Mexicanos (Pemex) se complemente con inversión privada.

El directivo advirtió que se debe diferenciar qué es inversión privada y lo que representa una privatización, hablando del caso de Pemex.

"Nosotros creemos que lo que el público en general debe tener en cuenta es, primero, que los recursos energéticos los mantiene la nación. Nosotros creemos que tanto el petróleo como el gas son propiedad de la nación y no debería cambiar este estatus".

En segunda instancia, aclaró, como industria "no queremos una privatización, para nosotros privatizar significa vender los activos de Pemex y eso nosotros no lo estamos pidiendo".

Resaltó que lo que es innegable es la necesidad de complementar con inversión privada la producción de Pemex en petróleo, gas, refinación y lo que hoy se considera como petroquímica básica.

El objetivo es que Pemex sea autosuficiente en los energéticos que se requieren y dejar de estar importando, además de permitir que se genere un mercado energético con más oferentes y compradores, lo que a su vez se traducirá en precios más competitivos, señaló.

Benedetto reconoció que el déficit de petroquímica siempre ha existido, pero que de 1995 a la fecha se haya multiplicado 19 veces habla de un estancamiento, por lo que hay que revertir esta situación, toda vez que ello también se ha manifestado en la importación de 40 por ciento de las gasolinas y el 30 por ciento del gas natural.