Economía

Reforma energética impulsaría crecimiento de 4% hacia 2020: BBVA Bancomer

El banco señala que las reformas eran necesarias para el crecimiento del país, en particular, la reforma energética es positiva pero hay que ver cómo se implementa y se pone en marcha la reglamentación para poder atraer inversiones, genera empleos y productividad.
Zenyazen Flores
20 noviembre 2014 14:47 Última actualización 20 noviembre 2014 14:58
Reforma energética

(Bloomberg)

La reforma energética impulsará el crecimiento económico de México pero no en los niveles que calcula el gobierno federal, pues al ser una reforma que implicó cambios estructurales, su efecto en el crecimiento sería de un 4 por ciento que se alcanzaría hasta 2020, estimó BBVA Bancomer.

El banco señala que las reformas eran necesarias para el crecimiento del país, en particular, la reforma energética es positiva pero se deben tener en cuenta algunas “salvedades” en cuanto a que hay que esperar cómo se implementa y se pone en marcha la reglamentación para poder atraer inversiones, genera empleos y productividad.

Juan Carlos Rivas, economista de Análisis Macroeconómico de BBVA Bancomer, comentó que si la implementación de la reforma energética se realiza de manera eficiente, lo que significa actuar con transparencia en todo el proceso y en los proyectos de infraestructura, el PIB podría aumentar positivamente aunque en el mediano y largo plazo.


“Nosotros creemos que a lo más, la reforma energética podría impulsar el crecimiento económico del país hacia niveles de 4 por ciento hacia el final del 2020, y esto ya implica un esfuerzo importante de dinamismo de la economía mexicana”, afirmó en un encuentro con directivos de la Asociación Mexicana en Dirección de Recursos Humanos (Amedirh).

Apuntó que BBVA tiene una proyección de 2.5 por ciento de crecimiento del PIB al cierre del 2014 con un “sesgo” a la baja a 2.2 por ciento. Para el 2015 la estimación de crecimiento es de hasta 3.5 por ciento y para los años restantes, el periodo entre 2016 y 2020, mantienen la expectativa de crecimiento de alrededor de 3 por ciento.

“Con las reformas creemos que el crecimiento pudiera dinamizarse pero no a niveles que ha calculado el gobierno federal, ellos son muy optimistas y calculan alrededor de 5 por ciento hacia 2020”, subrayó.

En más, dijo que BBVA estima que al final del sexenio del presidente Enrique Peña Nieto, la deuda pública podría llegar a 51 por ciento como proporción del Producto Interno Bruto (PIB), una situación que debe encender las alertas en el contexto de que la economía no ha crecido como se esperaba.

La estimación de la deuda de BBVA contrasta con el porcentaje establecido en los Criterios Generales de Política Económica 2015, que calcula la deuda pública en un nivel de 42.3 por ciento del PIB hacia el año 2018.

“Tememos cierta duda de lo que va a suceder al final del sexenio, nosotros prevemos que de seguir esta tendencia de endeudamiento, al final del sexenio podríamos llegar al 51 por ciento del PIB, que todavía podría ser manejable pero que encienda la alerta para el ritmo de crecimiento que tiene la economía mexicana”, expuso.