Economía

Reforma energética impactará en crecimiento y empleo: Santander

10 febrero 2014 5:14 Última actualización 18 agosto 2013 20:2

[Somos optimistas con la iniciativa gubernamental, expone corporativo / Bloomberg]


 
 
 
Notimex
 
 
La reforma energética del presidente Enrique Peña Nieto, que plantea la apertura del sector energético a la inversión privada, tendría un impacto muy significativo en el crecimiento económico y en la generación de empleo, destacó Santander.
 
 

El grupo financiero consideró que esto será posible de aprobarse en los términos propuestos, a lo cual le asigna una elevada probabilidad, y sujeto a que en la legislación secundaria se definan las reglas de implementación que garanticen seguridad jurídica y rentabilidad económica a los inversionistas potenciales.
 
 

"Si bien los detalles de la implementación, aún desconocidos, son fundamentales para que el cambio constitucional tenga el impacto esperado; somos optimistas en que dicha implementación contendrá los elementos necesarios para la atracción de importante capital privado al sector", añadió en un análisis.
 
 

Expuso que la propuesta de reforma permite la participación de la inversión privada en las áreas de exploración, extracción, refinación, petroquímica, almacenamiento, transporte y almacenamiento, así como en la generación de electricidad, pero se mantiene la propiedad estatal del petróleo y el gas, así como el control exclusivo del sistema eléctrico del país.
 
 

La institución financiera afirmó que el marco jurídico actual que rige a la industria energética nacional no ha permitido su crecimiento y modernización, lo cual conlleva serios riesgos para el crecimiento económico futuro del país.
 
 

Por ello consideró que la iniciativa de reformas constitucionales en materia de energía que abre el sector a la inversión privada tanto en las áreas de hidrocarburos como de electricidad, es una reforma estructural transcendental para el país con efectos económicos muy positivos.
 
 

Las condiciones políticas actuales, donde el apoyo al modelo de participación de empresas privadas en el sector de energía es compartido por los partidos políticos que representan más de dos terceras partes de los posibles votos en la Cámara de Diputados y el Senado, hacen muy probable la aprobación de los cambios constitucionales planteados, estimó.
 
 

De aprobarse, como lo anticipa, los cambios constitucionales propuestos, prevén un impacto muy favorable sobre los flujos de inversión extranjera, directa y de cartera, así como en una elevada posibilidad de mejora en las calificaciones de la deuda soberana del país.
 
 

No obstante, precisó, la velocidad con la que se lleve a cabo la transformación del sector y el nivel de interés (montos de inversión) que presenten los inversionistas privados dependerá de la estructura final de la legislación secundaria.
 
 
Esto en términos de los órganos reguladores, reglas de comercialización, estructura de precios, importaciones, temas abiertos actualmente, además habrá que esperar a sus definiciones finales para evaluar los impactos de corto, mediano y largo plazo en el crecimiento de la economía y el empleo, abundó