Economía

Reforma energética, el parteaguas en la agenda de 2014

Los cambios en el sector energético que se anunciaron en el año dominaron la agenda de la vida nacional aunque la caída en el precio del crudo representó su primera prueba de fuego.
Sergio Meana
30 diciembre 2014 22:24 Última actualización 31 diciembre 2014 5:0
Enrique Peña Nieto

El 11 de agosto el presidente Enrique Peña Nieto promulgó las leyes secundarias de la reforma energética (Especial/Archivo)

A las 12:15 horas del 11 de agosto de 2014 el presidente Enrique Peña Nieto firmó el decreto de promulgación de las 21 leyes que conformaron el paquete de las legislación secundarias y que se constituyeron en el motor del principal cambio que se ha dado en el sector energético en 76 años, desde la expropiación petrolera el 18 de marzo de 1938.

Benjamín Torres-Barrón, socio de Baker and McKenzie, opinó que desde 1938 no se había dado un evento de tal trascendencia como la publicación de las leyes secundarias, excepto por la misma publicación del decreto constitucional en 2013.

“La publicación de las leyes secundarias fue fundamental porque tiene un efecto multiplicador, de esperanza, de desarrollo, de inversión, de iniciativa, de coyuntura, de muchas reacciones, de mucho análisis y mucha discusión; son leyes secundarias que se habían estado esperando durante mucho tiempo y me atrevería a decir que es el acontecimiento más relevante”, destacó Torres-Barrón.

Así el 11 de agosto culminó un trabajo de seis meses en el Poder Legislativo que dejó, entre otras cosas, la emisión de la Ronda Uno en la que se esperan inversiones por 8 mil 500 millones de dólares en los próximos años; la creación de dos nuevos organismos: el Centro Nacional de Control de Energía (Cenace) y el Centro Nacional de Control de Gas (Cenagas); un nuevo mercado eléctrico para privados y dos empresas reformadas –ahora productivas del Estado–, Pemex y CFE.

“Diputados y senadores aprobaron la reforma más trascendente de las últimas décadas”, señaló en su momento el secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell.

Hoy esa fecha marca un parteaguas en el sector energético en el país, en condiciones macroeconómicas y en la administración del presidente Enrique Peña Nieto, coincidieron analistas.

Un ejemplo es el gasoducto Los Ramones, que aunque su construcción ya estaba prevista desde antes de la reforma, con ella cobró un nuevo enfoque alineándose al nuevo marco estructural, dijo Torres-Barrón.

David Enríquez, socio propietario del despacho energético Goodrich, Riquelme y Asociados, dijo que si bien el tema fueron las leyes secundarias no se puede dejar en el olvido la inseguridad que afectó al país en diversos momentos durante el año, incluido al sector energético y las inversiones esperadas en dicha industria. “Para valuar el éxito de toda la legislación secundaria habrá que esperar al 2015 cuando entre en operación el mercado eléctrico y se firmen los primeros contratos”, señaló.

Para los expertos el evento más importante del año fue sin duda la reforma energética, pero no han dejado de cuestionar en los últimos días del año la efectividad de los cambios debido al desplome en los precios del crudo, que llevaron a la mezcla mexicana de exportación a cotizar en 46.27 dólares, el precio más bajo desde 2009.

En especial, preocupa la afectación a las finanzas públicas mexicanas y sus consecuencias, señaló Miguel Toro, investigador del Centro de Investigación para el Desarrollo (CIDAC).

Explicó que los ingresos petroleros siguen siendo muy importantes para el Estado y la caída en los precios del petróleo implica un mayor impacto sobre las finanzas públicas con consecuencias, como pueden ser más impuestos a futuro, o como el gobierno no sabe dejar de gastar, que tengan que cubrirlo con deuda”, dijo.

A esto se suma la caída en la producción de Pemex, que en noviembre se ubicó en 2 millones 363 mil barriles diarios, la cifra más baja en casi dos décadas.

“Algo que no es culpa per-se del gobierno es la caída de la producción, que está impactando las finanzas públicas, eso sí es culpa del gobierno, la incapacidad de ir despetrolizando la economía porque hiciste una reforma fiscal inadecuada”, dijo Toro.