Economía

Reforma energética debe ir acompañada de leyes secundarias completas: Coparmex

01 febrero 2014 8:25 Última actualización 11 diciembre 2013 14:36

[La Coparmex reiteró su apoyo a la reforma./Cuartoscuro]


 
Notimex
 
Para que la reforma energética tenga éxito es necesario que los cambios constitucionales que se promueven estén acompañados por leyes secundarias completas, reglas de operación claras y programas fáciles de cumplir, opinó el sector empresarial del país.
 
El presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), Juan Pablo Castañón, dijo que en el trabajo de negociar y redactar las leyes secundarias, la sociedad y los empresarios deben apoyar para promover a las empresas mexicanas, sobre todo a las pequeñas y medianas (Pymes).
 
Resaltó que la participación de las Pymes del país en la industria energética es una condición necesaria para distribuir la riqueza, generar desarrollo social comunitario y para impulsar la innovación.
 
"Creemos que es un avance, y estaremos atentos a las leyes secundarias para que se fortalezca esta participación en el apartado de contenido nacional a través de los contratos de colaboración público-privada", señaló Castañón Castañón.
 
Destacó que el reto ahora es generar desarrollo compartido en las regiones, para que los consorcios de Pymes locales puedan acceder a contratos de manera directa con Petróleos Mexicanos (Pemex) y, en su caso, con las empresas nacionales y extranjeras que participen. "Esa es la mejor manera de generar empleo y de distribuir la riqueza".
 
Por ello, la Coparmex se pronunció por desarrollar un esquema de trabajo y colaboración bajo el concepto del "cuarto de al lado" con representantes sociales y empresariales, para garantizar claridad y certidumbre en los textos de estas leyes secundarias.
 
Subrayó que después de la aprobación de la reforma energética que se espera en este periodo de sesiones, la agenda pendiente de los próximos meses será trabajar con los legisladores y el gobierno, para dotar de reglamentación de vanguardia a esta reforma histórica.
 
No obstante, agregó, lo más importante después de la discusión pública es el reencuentro nacional de las fuerzas políticas que participaron en su aprobación.
 
Opinó que las diferencias que naturalmente conviven al interior de una democracia son indispensables para la salud pública de las instituciones, siempre que las posiciones irreconciliables no entorpezcan el proceso de desarrollo de la nación.
 
Para el presidente de la Coparmex, México puede estar satisfecho de contar con canales institucionales y democráticos para el debate, la confrontación inclusive y exposición libre del desacuerdo.
 
Por último, comentó que las naciones con regímenes socialistas y abiertamente contrarias al capitalismo ya han cambiado en materia energética.
 
"El mundo lo ha hecho también. No podemos seguir siendo, en pleno siglo XXI los únicos que preservamos un modelo ineficaz y ya superado. Construyamos el futuro no viendo el espejo retrovisor, sino viendo el horizonte que tenemos enfrente".
 
Sin duda, dijo, la industria energética es una de las más importantes en el país y motor del desarrollo, pero los retos requieren que en un ambiente de unidad, las diferencias se pongan al servicio de la transformación de México.