Economía

Reforma energética arrojaría inversiones anuales por ocho mil mdd: BofAML

10 febrero 2014 5:21 Última actualización 19 agosto 2013 18:12

  [Bank of America Merrill Lynch dijo que probablemente hasta seis mil mdd sean de IED/Bloomberg] 


Notimex
 
Con la reforma energética propuesta por el gobierno mexicano, la inversión petrolera se incrementará en ocho mil millones de dólares por año, estimó Bank of America Merrill Lynch (BofAML).

El economista en jefe para México de BofAML Global Research, Carlos Capitrán, dijo que de ese monto, probablemente hasta seis mil millones de dólares sean de Inversión Extranjera Directa (IED).

"Esto representaría de 25 a 30% de incremento en la IED anual en México por varios años. La inversión podría cobrar impulso con el paso del tiempo", expuso el especialista en un análisis.

Estima que los principales puntos de la propuesta de reforma están en el aumento de la participación del sector privado en petróleo y gas por medio de contratos de utilidad compartida, a fin de aligerar la carga fiscal de Petróleos Mexicanos (Pemex) y permitir la generación de electricidad a la iniciativa privada.

A diferencia de quienes expresaron cierta decepción por la propuesta, dijo, BofAML considera que esta es lo suficientemente buena para atraer a la iniciativa privada a la participación en el sector energético, en particular en aguas profundas y petróleo y gas shale, y todo lo relacionado a este negocio.

"Creemos que esta reforma será aprobada en los siguientes meses sin mayores modificaciones. Aunque la implementación tomará años, la reforma incrementará la inversión y bajará los precios de los energéticos", estima.

Para Capistrán, esto aumentaría el crecimiento y apreciaría el tipo de cambio real, además, junto con otras reformas, la energética debería llevar a un incremento en la calificación de México antes de fin de año.

El representante de BofAML apunta que el segundo aspecto más importante de la propuesta de reforma energética es una modificación al régimen fiscal de Pemex.

Refiere que el plan es disminuir las regalías que paga Pemex y permitir mayor flexibilidad, tanto para ser reinvertidas en la empresa como para ser pagadas al gobierno como una especie de dividendo.

Aunque más detalles serán especificados en la propuesta de reforma fiscal a principios de septiembre, señala que de acuerdo con el secretario de Hacienda, Luis Videgaray, el mismo régimen fiscal será aplicado a los participantes de la iniciativa privada.

Estima que con el nuevo régimen fiscal de Pemex, el gobierno federal recibirá menos recursos de la empresa petrolera, pero eso sucederá gradualmente. "Creemos que la reforma fiscal buscará incrementar la recaudación por otros medios, lo que ocurriría tan pronto como en enero de 2014, aunque de forma escalonada en dos o tres años".

Por ello, añade, BofAML prevé varios cambios en el régimen impositivo, pero el más importante sería la eliminación de las tasas más bajas en el IVA, (tasas cero en alimentos y medicinas y tasa de 11 por ciento en la frontera, con 16 por ciento de tasa general).

"Por lo que sabemos, el gobierno planea mantener la posición fiscal en cero, ajustada por la inversión de Pemex. Esto implica que todo el ingreso extra sería regresado a la economía como gasto público, en parte en forma de programas sociales, pero en su mayoría en inversión en infraestructura, desde nuestro punto de vista", adelanta.