Economía

Reforma al seguro social afectaría a más de 7.5 millones de trabajadores

12 febrero 2014 5:6 Última actualización 16 abril 2013 8:8

[Cuartoscuro] Con la reforma el incremento a las cuotas patronales podría ser hasta de 35% para las empresas. 


 
Isabel Becerril
 
La reforma a la Ley del Seguro Social (LSS) afectaría a por lo menos 7.5 millones de trabajadores que además del salario reciben algunas prestaciones que serían gravadas a partir de la iniciativa, alertó el sector empresarial.
 
Juan Pablo Castañón Castañón estimó que con los cambios al artículo 27 y la derogación del artículo 32 de la LSS se recaudarían más de 8,000 millones de pesos (mdp) al año, lo que apenas representa una quincena del gasto corriente del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en nómina de sus trabajadores.
 
El presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) señaló que con la reforma el incremento a las cuotas patronales podría ser hasta de 35% para las empresas que otorgan los mayores beneficios a sus empleados.
 
Sostuvo que "la sociedad se pronuncia por el fin a la simulación", que se refiere a la salida fácil a los grandes problemas del país y la de medidas parciales en lugar de las transformaciones de fondo.
 
Debe terminar la simulación de los legisladores, quienes saltando de un cargo a otro presentan iniciativas con profundos impactos para las personas y las empresas, sin rendirles cuentas ni consultarlas, subrayó.
 
La crisis en el Seguro Social no se debe a la cotización obrero-patronal, sino a un contrato colectivo absurdo, a las altas prestaciones que otorga con relación a la baja calidad de los servicios que presta, y especialmente a medidas populistas y parciales "como las que hoy rechazamos, que han agravado su situación financiera postergando años a la solución real".
 
Cortoplacista
 
Reiteró su rechazo a la iniciativa priista por ser una medida parcial y cortoplacista, que sólo afecta a las organizaciones que ya contribuyen a la seguridad social, aunque reconoció que la situación financiera del Instituto debe ser corregida y enmendada urgentemente.
 
Con esta iniciativa hoy se quita ingreso a los trabajadores para regresárselos en forma de servicios de baja calidad o en paquetes para su jubilación, sin haber consultado ni rendido cuentas a los propios empleados o a las empresas, que son quienes aportan entre 80 y 90% de las cuotas al Instituto.
 
Dijo que ésta es la quinta reforma a la cuota obrero-patronal de los últimos 30 años para fortalecer al IMSS, y las cuatro últimas han probado su ineficacia.
 
La reforma que se propone es un rescate financiero a una institución pública mal administrada, aseveró.
 
Con información de El Financiero Diario.