Economía

Reestructuración
de pasivos crece
en las empresas

De acuerdo con datos del Cuarto Informe de Gobierno, la reestructuración de deuda por parte de las empresas mexicanas se duplicó en los cuatro años de la actual administración; este pasó de 5.8 en 2013 a 12.3 por ciento en el segundo trimestre de 2016.
Jeanette Leyva
01 septiembre 2016 23:23 Última actualización 02 septiembre 2016 5:5
dinero

La reestructuración de pasivos se duplicó del 2013 al cierre del segundo trimestre de 2016. (Bloomberg)

Las empresas mexicanas han incrementado de forma sustancial su reestructuración de pasivos en los cuatro años de la actual administración del presidente Enrique Peña Nieto y es el segmento que registró también la menor reducción de las tasas de interés.

De acuerdo con el anexo estadístico del Cuarto Informe de Gobierno, la reestructuración de deuda es el segmento que más creció en cuanto al destino del crédito bancario otorgado a las empresas por parte de las instituciones financieras.

La reestructuración se duplicó del 2013 al cierre del segundo trimestre de 2016, pasó de ser en 2013 un 5.8 por ciento del total a 7.3 por ciento en 2014, para seguir aumentado en 2015 a 9.4 por ciento y 12.3 en el segundo trimestre de este año.

Los créditos son destinados principalmente a capital de trabajo, segmento que también ha ido a la baja, de 80.2 por ciento en 2013 a 73.6 por ciento en este año, una baja de 6.6 puntos porcentuales en el destino del crédito.

FOCOS
Destino. Las empresas utilizan cada vez más el financiamiento para reestructurar sus pasivos, y aunque el principal destino sigue siendo el capital de trabajo, su proporción disminuyó.

Progreso. En el sexenio se ha avanzado hacia la meta del 40% en la penetración del crédito respecto al PIB, pasó de 26% en 2012 a 32 en 2016.








El crédito al sector comercial es uno de los que más ha crecido en la actual administración, según datos del informe.

Los cambios al marco legal en el sistema financiero, con la reforma para ofrecer más crédito y más barato para las familias y las empresas, hizo que el financiamiento interno al sector privado se situara en 32.3 por ciento del PIB en el segundo trimestre de este año, nivel superior en 1.9 puntos porcentuales respecto al nivel alcanzado en igual periodo del año anterior y mayor en 6.6 puntos porcentuales con relación a diciembre de 2012, de 25.7 por ciento.

Este resultado reflejó los incrementos reales anuales de 12.5 por ciento en los recursos canalizados al sector comercial principalmente financiamiento a empresas, 11.1 al consumo y 7.2 por ciento a la vivienda.

AVANZA META DEL 40%
Con motivo del Cuarto Informe de Gobierno, Jaime González Aguadé, presidente de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), recordó que una de las metas establecidas en este sexenio es que se alcance el 40 por ciento del crédito como proporción del PIB, hoy se tienen ya niveles de 32 por ciento, por lo que hay avances.

Sin embargo, reconoció que al sistema financiero mexicano aún le falta penetración y debe continuar su proceso de generar mayor competencia.

Un paso importante es que en esta administración se han integrado nuevos jugadores al sistema financiero y en el caso de la banca en total hay 50 instituciones con licencia y faltan algunos por entrar en operación.

Si bien en este sexenio, se dio la primera quiebra de un banco, como fue el caso de Bicentenario, Aguadé explicó que la ley de resoluciones bancarias “funcionó muy bien, el Bicentenario dejó de operar, se intervino y el IPAB pagó a todos los cliente su seguro de depósito, fue un buen ejercicio”.