Economía

Reducir inversión pública resta competitividad al sector privado: CEESP

El Centro de Estudios Económicos del Sector Privado advierte que estimular la inversión en infraestructura debe ser uno de los principales objetivos de Gobierno Federal, de tal manera que se consolide como un complemento de la inversión privada.
Redacción
05 enero 2016 15:3 Última actualización 05 enero 2016 15:3
Centro de Estudios Económicos del Sector Privado. (Cuartoscuro/Archivo)

Centros de investigación y docencia

Una vez que el gobierno ha utilizado a la inversión como renglón de ajuste al gasto en su Presupuesto para el 2016, el Sistema de Cuentas Nacionales reportará la inversión pública al cierre del 2015 con un comportamiento a la baja y como porcentaje del PIB se mantendrá en sus niveles más bajos desde la década de los 40, advirtió el Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP) y señaló que esta situación se refleja en un encarecimiento de las operaciones del sector privado, incidiendo negativamente en los nieles de competitividad del aparato productivo.

“La falta de impulso en el tema de inversión en infraestructura se puede convertir en deterioro de la función de los mercados, lo que puede dejar a nuestro país fuera de la competencia y de la posibilidad de incrementar su ritmo de crecimiento”, señaló en su reporte semanal.

De acuerdo con el reporte sobre finanzas públicas, en el periodo de enero a noviembre la caída anual acumulada de la inversión física fue de 9.9 por ciento real y de acuerdo con el Presupuesto de Egresos de la Federación para el 2016, los recursos que se canalizarán a infraestructura e inversión física se reducen 21 por ciento real.

“Estimular la inversión en infraestructura debe ser uno de los principales objetivos de Gobierno Federal, de tal manera que se consolide como un complemento de la inversión privada. Solo mediante esta fórmula será posible lograr los niveles de crecimiento económico que requiere el país”, señaló el CEESP en su reporte semanal.

Agregó que el canalizar abundantes recursos para solventar las necesidades de la población vía la enorme cantidad de programas asistenciales que administra, lo único que logrará con ello es perpetuar el problema de pobreza que sufren los hogares del país. “La función principal del Gobierno es crear las condiciones para que las empresas se desarrollen eficientemente y esto se refleje en una constante creación de empleos de mejor calidad”, expuso el centro de análisis económico del sector privado.