Economía

Economía requiere reducir incertidumbre y elevar demanda interna: analistas

Especialistas reconocieron que uno de los factores que está frenando el avance de la economía mexicana, en buena medida, es la caída en la producción petrolera.
Thamara Martínez
20 agosto 2015 12:42 Última actualización 20 agosto 2015 12:42
consumo privado consumidores tiendas (Cuartoscuro/Archivo)

consumo privado consumidores tiendas (Cuartoscuro/Archivo)

CIUDAD DE MÉXICO.- Luego de que este jueves la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) revisara a la baja por tercera vez en el año su pronóstico de crecimiento, analistas consideraron que se requiere disipar la incertidumbre y aumentar la demanda interna para lograr un crecimiento en línea con las expectativas.

Horas después de que el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) reportó que la economía creció 2.2 por ciento anual en el segundo trimestre del año, por debajo de las previsiones, la Secretaría de Hacienda bajó su su estimado de crecimiento para el Producto Interno Bruto (PIB) 2015, de un rango de 2.2 a 3.2 por ciento, a uno de 2.0 y 2.8 por ciento.

“Lo que está deteniendo el avance de la economía, en buena medida, es la caída en la producción petrolera, la cual está afecta la producción industrial, mientras que, por otra parte, el gasto público en infraestructura está estancado. Si se pudiera reducir la incertidumbre en estos dos elementos, le daría un mejor desempeño a la actividad económica”, declaró Rafael Camarena, analista económico de Banco Santander.

De igual forma Isaac Velasco, analista económico senior del Grupo Financiero BX+, atribuye esta baja en la actividad económica a un menor dinamismo en la demanda interna debido a ciertos factores de la economía estadounidense, como menores exportaciones e incluso una moderación de sectores con los cuales México tiene bastante relación.

Al respecto, Camarena destacó que a lo largo de la segunda mitad del año, con el crecimiento económico que está mostrando Estados Unidos más un tipo de cambio más competitivo, el sector de manufacturas en México puede tener un crecimiento importante. “De hecho, se prevé un mejor desempeño para el sector”, recalcó.

No obstante, el economista de Santander hizo énfasis en que “definitivamente lo que está pesando es la incertidumbre sobre el tema petrolero”, que a pese a que parece que se está estabilizando, “persiste aun gran incertidumbre en este aspecto”, advirtió.

Si la economía superara la expectativa propuesta por la secretaría, sería por el impulso brindado por el sector de las manufacturas de exportación, así como el gasto interno de los consumidores, los cuales están marchando muy bien, concluyó.

En ese sentido, el experto de BX+ aseguró que para que la economía logre alcanzar este pronóstico o incluso superarlo, se tendría que observar un mayor impulso de la demanda interna, con niveles de inflación estables y con mayores niveles de empleo, factores que propiciarían una confianza positiva de los consumidores. “Lo que se reflejaría, como hemos visto, en ventas tanto de bienes durables, como de bienes de consumo corriente”, dijo.

“La demanda interna es el único factor por el cual estaríamos esperando un crecimiento positivo hacia delante en la economía mexicana, que ya se reflejó en el mismo indicador de servicios que creció más de 3 por ciento en términos anuales en el segundo trimestre”, expuso Velasco.