Economía

Recorte al gasto público debe ser por 300 mil
mdp, propone Unidem

La Unión Industrial del Estado de México señaló que el recorte al gasto público debería ascender a los 300 mil millones de pesos, esto con el fin de que se incremente la contratación de deuda.
Eulalio Reyes/Corresponsal
15 marzo 2015 13:53 Última actualización 15 marzo 2015 13:53
Dinero

El recorte al gasto debe ser de 300 mil millones de pesos, propone la Unidem. (Bloomberg)

ECATEPEC.- Para evitar que el gobierno federal incremente la contratación de deuda, lo que implicaría una espiral inflacionaria y una crisis semejante a la vivida en los años ochenta, la Unión Industrial del Estado de México (UNIDEM) propuso ampliar el recorte del gasto de 130 mil millones de pesos a 300 mil.

Tras señalar que “el país se encuentra en momentos de tensión económica”, Francisco Cuevas Dobarganes, vocero de la agrupación empresarial, consideró que no es momento de reducir impuestos, “como lo anunció la Secretaría de Hacienda”.

Explicó que “aunque fuimos de las pocas agrupaciones empresariales que nos manifestamos en contra de esa reforma fiscal por los efectos que implica, pensamos que ante la baja en los precios del petróleo y el aumento en el déficit público, no es el momento que el gobierno federal dé marcha atrás a su política financiera, ya que ello implicaría mayor déficit”.


Ante el actual escenario que enfrenta el país, apuntó que “sería más preocupante que la deuda pública se incrementara, que sostener la política fiscal establecida desde el año pasado, pese a que esta tuvo repercusiones en la inversión y el empleo”.

Cuevas Dobarganes sostuvo que al sector empresarial le preocupa más que a largo plazo la deuda pública se incremente, “porque nos obligaría a caer en un espiral inflacionaria y de crisis, tal como se vivió en la década de los años ochenta”.

Finalmente agregó que el camino correcto es resolver el problema del déficit público con un mayor recorte en el gasto, ya que el anunciado de 130 mil millones de pesos es insuficiente, por lo que debería ser del orden de los 300 mil millones, pero con mayor participación y compromiso de los estados y municipios; y una vez resuelto se podría pensar en una adecuación fiscal para promover la inversión y el empleo, pero consensuada con los sectores empresariales”.