Economía

Recorte al gasto podría perjudicar créditos de nómina: S&P

No obstante que los créditos de nómina ganan impulso en el país, Standard and Poors indicó que los riesgos derivados del recorte al gasto como parte de las medidas de austeridad podrían aumentar la cartera vencida de los bancos.
Jassiel Valdelamar
11 octubre 2016 19:28 Última actualización 11 octubre 2016 22:45
tarjeta de crédito

(Bloomberg)

Si bien en México los créditos de nómina se han convertido en la opción de otorgamiento de crédito más atractiva para los bancos, los recortes al presupuesto del gobierno como parte de los planes de austeridad fiscal podrían incrementar la tasa de desempleo en el sector público, lo que podría incrementar la presión sobre los indicadores de calidad de activos.

De acuerdo con el informe “Créditos de nómina son cada vez más importantes para los bancos en América Latina” elaborado por Standard and Poor’s, los riesgos adicionales derivados del recorte al gasto, como la retención de los pagos de los empleados por parte de las instituciones públicas, podría potencialmente aumentar la cartera vencida de los bancos.

No obstante, la calificadora señala que los créditos de nómina están ganando impulso en el país, dada la certeza de pago vía transferencias directas a la institución financiera, o la cobranza se realiza a través de socios o distribuidores en el caso de instituciones financieras no bancarias o acreedores no tradicionales.

creditoalconsumo12


“A medida que los bancos destinen un mayor esfuerzo a los créditos de nómina como un medio para conseguir un mayor volumen de negocio entre los consumidores, seguirán enfocándose en promover este tipo de financiamiento particularmente entre los empleados públicos, pues estos representan un menor riesgo de impago dadas las históricamente más bajas tasas de rotación entre estos empleados”, indicó.

De hecho, Standard and Poor’s espera que la cartera vencida relacionada con los créditos de nómina de los bancos comerciales se ubique en torno a 3.5 por ciento en los próximos dos años.

Las perspectivas para este tipo de créditos son positivos, pues ante la actual desaceleración del crecimiento del PIB per cápita de México en comparación con otras economías emergentes, el crédito de nómina seguirá cubriendo las necesidades de corto plazo de los deudores y brindará los fondos necesarios para mantener su nivel de gasto.

Además se espera que el desempleo disminuya, lo que podría seguir impulsando el crecimiento de dos dígitos del otorgamiento de crédito de nómina, que a junio de este año el incremento fue de 20 por ciento en comparación con 2015.