Economía

Recorte al gasto genera confianza para los flujos de inversión: CEESP

El recorte al gasto público puede tener un efecto favorable a corto y largo plazo porque se evita el dispendio a través del gasto corriente, señaló el CEESP, por lo que se espera que se mantenga la confianza y flujos de inversión en el país.
Isabel Becerril
02 febrero 2015 22:8 Última actualización 03 febrero 2015 5:5
Billetes

El recorte al gasto público representa señales positivas para la inversión privada, indicó el CEESP. (Bloomberg)

CIUDAD DE MÉXICO.- El recorte al gasto público que anunció el gobierno representa una señal positiva para la inversión privada, por lo que se espera que se mantenga la confianza y los flujos en el país, lo que incidirá el crecimiento del país.

Luis Foncerrada Pascal, director del Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP), prevé que en el próximo año la economía mexicana tienen posibilidad de crecer entre 3.5 y 5 por ciento.

En su opinión, el énfasis que se puso en la reducción del gasto corriente no solamente se evita sacrificar crecimiento, sino que realmente puede tener un efecto favorable casi de inmediato y para el mediano plazo, porque las prioridades se están apuntando de mejor manera y se dejarán de desperdiciar enormes cantidad de recursos que se realizaban a través del gasto corriente.


Dijo que sería peligroso para la economía si se recortan recursos en el rubro de inversión, pero de acuerdo con el programa de ajuste al gasto, sólo se realizará una reducción en proyectos de inversión productiva que no eran tan rentables, “lo que significa que en estos momentos estamos en el mejor de los mundos”.

Expuso que de las mejores decisiones que tomó el gobierno fue en primer lugar cancelar la realización del tren transpeninsular Yucatán-Quintana Roo y posponer el proyecto del México-Querétaro, porque no son prioritarias estas obras, su fracaso ya estaba escrito y al país sólo le costaría, porque los trenes de esta magnitud son subsidiados de por vida.

Foncerrada calificó de acertada la decisión del gobierno de que el recorte fuera en un 65 por ciento en gasto corriente y únicamente el 35 por ciento en gasto de capital; “esto es razonable para no sacrificar la infraestructura que es el futuro del país.

Subrayó que el hecho de que el gobierno haya anunciado en estos momentos el ajuste en el gasto público fue muy importante. “Fue bueno que esta administración se la jugara un poco, aún con el impacto que podría tener en las elecciones”, dijo.