Economía

Reclama IP: cargan a los mismos

10 febrero 2014 4:31 Última actualización 10 septiembre 2013 5:27

[Líderes empresariales se reunirán con políticos y legisladores / Cuartoscuro] 


 
 
Isabel Becerril
 
 
El sector privado defenderá los intereses de la clase media en la iniciativa de reforma hacendaria, ya que aún es perfectible, y apelarán a la apertura de las autoridades; para esto, en los días que restan de la semana, los líderes empresariales se reunirán con los dirigentes de las principales fuerzas políticas y con los legisladores, para platicar sobre la iniciativa del nuevo marco tributario.
 

El presidente del Consejo Mexicano de Hombres de Negocios, Claudio X. González, dijo que se tiene que ampliar la base de contribuyentes, en vez de gravar más a los cautivos del régimen fiscal.
 
“No cabe duda que se recargan sobre los que ya pagan; tienen que mostrar más eficacia en ampliar la base, hay elementos para hacerlo”, dijo el también presidente del consejo de administración de Kimberly Clark de México.

 
 
Por otra parte, Gerardo Gutiérrez Candiani, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) dijo que a su gremio le preocupa y que será una de las cuestiones que más van a empujar en el cabildeo con los  diputados y senadores, que en la aprobación de cualquier reforma hacendaria no haya afectación a la clase media, porque es la que más aporta al fisco.
 
 
“Hay que cuidarla que no le peguen con una aplicación del Impuesto al Valor Agregado (IVA) en educación y disminución en deducciones”, agregó.
 
 
Rechazó que la iniciativa de reforma del presidente Enrique Peña sea populista, más bien es popular, porque su redacción toma en cuenta los planteamientos que realizaron los empresarios, los partidos políticos, los representantes del campo y del sector obrero; sin embargo, insistió en que  el pago de impuestos se recarga nuevamente a unos pocos contribuyentes y los empresarios tendrían que contribuir más.
 
 
Aclaró Gutiérrez Candiani que no está decepcionado  de la reforma, pero si advirtió que se hará un análisis puntual de las puntos que preocupan a los empresarios, entre ellos: el IVA en la frontera, en educación, sobre todo cómo puede afectar a la clase media; la homologación del régimen del campo ante el Impuesto sobre la Renta (ISR), las cuotas obrero-patronales.
 
 
Mencionó que en la parte de consolidación fiscal analizarán si hay esquemas alternativos,  porque tiene cosas positivas que no se deben de perder como la competitividad y productividad.
 
 
“Queremos un régimen de consolidación fiscal que realmente ayude”, indicó.
 
 
Reconoció que el documento contiene propuestas positivas como la eliminación de impuestos que entorpecían la actividad empresarial, como el Impuesto Empresarial a Tasa Única (IETU) y  el Impuesto a los Depósitos en Efectivo (IDE), pero el incremento de otros impuestos continúa afectando a los contribuyentes cautivos y exentando a quienes no tributan.
 
 
“Seguimos aportando más los formales y los más productivos y no necesariamente los que más tienen”, por lo que el gran reto es hacer una reforma que incluya a mexicanos que están en posibilidad de ayudar al país, puntualizó.