Economía

RBS y Lloyds alistan éxodo financiero si Escocia se independiza

Las entidades financieras alistan un plan de establecimiento de nuevas entidades legales en Inglaterra en el caso de un voto a favor del Sí.
Bloomberg
12 septiembre 2014 16:50 Última actualización 13 septiembre 2014 5:0
[La operación reducirá el tamaño de la participación del Gobierno en Lloyds a un 32.7% / Bloomberg] 

[La operación reducirá el tamaño de la participación del Gobierno en Lloyds a un 32.7% / Bloomberg]

El sector de servicios financieros de Escocia amenaza con poner rumbo a la frontera y Royal Bank of Scotland Group Plc y Lloyds Banking Group Plc dicen que planean trasladarse a Inglaterra si el país vota por la independencia.

Lloyds dijo ayer a última hora en una declaración que ya tiene un plan de establecimiento de nuevas entidades legales en Inglaterra en el caso de un voto a favor del Sí, mientras que RBS dijo hoy que ese resultado haría necesario la reubicación de la sede.

En el caso de un voto por el Sí, “surge una serie de incertidumbres” derivadas del referéndum que podrían afectar las calificaciones crediticias de RBS así como el “contexto fiscal, monetario, legal y de regulación del que depende”, dijo el banco en la declaración. Planificar “eso es lo prudente y lo responsable, y lo que esperarían los clientes, el personal y los accionistas”.


RBS y Lloyds, que recibieron un rescate gubernamental en 2008, son las dos mayores entidades crediticias de Escocia. Se suman a Clydesdale Bank de National Australia Bank Ltd., TSB Banking Group Plc y Standard Life Plc, la mayor aseguradora de Escocia, que han dicho que tienen preparados planes para el traslado de parte de sus operaciones a Inglaterra ante un voto por el Sí. Los máximos responsables ejecutivos de BP Plc y Kingfisher Plc también han hablado a favor de una Gran Bretaña unida, mientras que la máxima autoridad de Aberdeen Asset Management Plc dijo que Escocia prosperará de las dos maneras.

RIESGO ‘IRREVERSIBLE’

RBS y Lloyds podrían decidir una reubicación incluso si Escocia vota contra la independencia, dijeron analistas del banco, que mencionaron el precedente de Bank of Montreal de traslado a Toronto en la década de 1970 durante el auge del separatismo de Québec, que luego fue derrotado.

En lugar de correr el riesgo de una permanente incertidumbre sobre el futuro de Escocia, “los bancos querrían iniciar el proceso de reubicación independientemente de la decisión”, dijo Chirantan Barua, analista de Sanford C. Bernstein en Londres. El riesgo se ha vuelto “irreversible”, y el costo de traslado sería para los bancos de mil millones de libras (mil 600 millones de dólares) cada uno, estimo.

Lloyds dijo en la declaración que ha recibido una “mayor cantidad de consultas” por parte de clientes sobre los planes de contingencia.

Agregó que habría tiempo suficiente para “tomar las medidas necesarias” en el caso de que los votantes se inclinen por el Sí. La entidad crediticia es propietaria del Bank of Scotland, que tiene 319 años y tiene su oficina registrada en Edimburgo.