Economía

5 razones para no entrar 'en pánico' por la renegociación del TLCAN 

Ante los posibles cambios que el Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos y Canadá pueda sufrir, algunos podrían resultar sin efectos en contra de México.
Jassiel Valdelamar
25 enero 2017 19:17 Última actualización 25 enero 2017 20:55
TLCAN. (Especial)

TLCAN. (Especial)

Capital Economics, firma británica de investigación económica, señala que a medida que se desarrollan las negociaciones sobre el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), existen cinco puntos clave a tener en cuenta.

1. La Constitución de Estados Unidos otorga al Congreso facultades formales para regular el comercio con las naciones extranjeras, pero el presidente aún tiene amplios poderes para imponer restricciones comerciales a México. Trump puede sacar a Estados Unidos del TLCAN sin la aprobación del Congreso, pero una renegociación formal del tratado del TLCAN tendría que ser aprobada por el Congreso.

2. Algunos cambios sugeridos al TLCAN no tendrían un impacto económico importante en México, pues algunos de ellos como las llamadas "reglas de origen", que determinan el contenido local de los productos necesarios para el comercio libre de aranceles, ya están incluidos en el TLCAN. Aunque estas “reglas de origen” podrían endurecerse, esto no dañaría directamente la economía de México ya que los insumos importados no contribuyen al PIB.

1
 

 

Industria automotriz. (Cuartoscuro)


3. Los vehículos representan el 25 por ciento del total de las exportaciones a Estados Unidos y cualquier esfuerzo serio para restringir estas exportaciones dañaría significativamente a la economía mexicana. No obstante, hay que tener en cuenta que los tres grandes fabricantes de autos estadounidenses son responsables de un tercio de los vehículos producidos en México, por lo que habría una resistencia sustancial de ellos contra cualquier medida importante.

4. Si bien Estados Unidos claramente tiene la ventaja debido a su déficit económico y comercial con México, el gobierno mexicano no aceptará todas las demandas. Estados Unidos depende de su vecino para ayudar a detener el flujo de inmigrantes (incluidos los de otros países centroamericanos), así como las drogas ilegales, a través de la frontera y ambos países sufrirían un agravamiento de las relaciones.

5. Independientemente de lo que ocurra con el TLCAN, México seguirá siendo un lugar atractivo para la manufactura, pues los salarios son bajos y seguirán existiendo incentivos significativos para que las empresas manufactureras trasladen a México. Además, la cercanía de México con Estados Unidos le da una ventaja natural sobre otros países emergentes, ya que el costo de transportar mercancías voluminosas es relativamente bajo.