Economía

‘Quitan’ poder a Romer
en el Banco Mundial

Debido al descontento que generó entre sus investigadores
al pedir correos electrónicos más cortos y presentaciones más breves, Paul Romer, principal economista del Banco Mundial fue despojado de sus deberes directivos.
Bloomberg
25 mayo 2017 23:11 Última actualización 26 mayo 2017 5:5
Paul Romer

Paul Romer renunciará a la supervisión del Grupo de Economía del Desarrollo, el centro de investigación del prestamista de desarrollo con sede en Washington. (Bloomberg)

El principal economista del Banco Mundial fue despojado de sus deberes directivos después de que los investigadores se rebelaron contra sus esfuerzos para obligarlos a comunicarse más claramente, incluyendo restricciones en el uso escrito de la conjunción "y".

Paul Romer renunciará a la supervisión del Grupo de Economía del Desarrollo, el centro de investigación del prestamista de desarrollo con sede en Washington, según un anuncio interno al personal visto por Bloomberg. Kristalina Georgieva, directora ejecutiva del mayor fondo del banco, asumirá la responsabilidad de la división el 1 de julio.

Romer seguirá siendo economista jefe, proporcionando a la gerencia "un liderazgo de pensamiento oportuno sobre las tendencias que afectan directamente a nuestros países clientes, incluido el "futuro del trabajo", dijo el presidente del Banco Mundial Jim Yong Kim en la nota al personal fechada el 9 de mayo.

Romer dijo que encontró resistencia del personal cuando trató de refinar la forma en que se comunican. "Es posible que me haya enfocando demasiado en la precisión de las comunicaciones y no en los sentimientos que mis mensajes invocarían".

FOCOS
Dispersión. Romer fue pionero en la investigación sobre el “crecimiento endógeno”, examinando cómo la difusión del conocimiento aumenta la producción; asumió el cargo en la institución en octubre pasado.

De cuidado. Clasificó a la macroeconomía como una seudociencia y criticó el mal uso de las matemáticas en los análisis económicos por supuesta inconsistencia, por lo que ha sido criticado por algunos de sus colegas.




Es inusual que el economista en jefe del Banco Mundial, un puesto que ha sido ocupado por pesos pesados ​​como Stanley Fischer y Lawrence Summers, no encabece el Grupo de Economía del Desarrollo, conocido como DEC, que publica investigación original, desarrolla las previsiones del banco y supervisa sus datos.

La medida plantea preguntas sobre cuánta libertad tendrán los economistas del banco para hacer investigación no tradicional sobre las políticas para ayudar a los más pobres del mundo.

Romer, de 61 años, asumió el cargo en octubre después de tomar licencia de su puesto como profesor en la universidad de Nueva York. Romer fue pionero en la investigación sobre el "crecimiento endógeno", examinando cómo la difusión del conocimiento aumenta la producción. Su nombre a menudo aparece en listas de candidatos para el Premio Nobel de Economía.

Pero en los últimos años, sus ataques a la credibilidad de los modelos macroeconómicos irritaron a muchos de sus compañeros. Su combatividad no lo hizo grato para algunos de los más de 600 economistas que trabajan en DEC, de acuerdo con personas familiarizadas con el asunto.

Romer pidió correos electrónicos más cortos e insistió en presentaciones que fueran directamente al grano, interrumpiendo al personal si hablaban por demasiado tiempo, dijo otra persona familiarizada con el asunto. También canceló una publicación regular que no tenía un propósito claro, dijo una de las personas.

Pero a los investigadores no les gustó la forma brusca con que Romer solía comunicar su mensaje, dijeron dos personas familiarizadas con el asunto.

El personal estaba molesto por lo que veían como correos electrónicos agresivos, y no sentían que Romer escuchara sus preocupaciones, dijeron estas fuentes. Los investigadores también estaban desconcertados por algunas de sus directrices de estilo, incluyendo su rechazo de la conjunción "y".