Economía

¿Por qué eliminar el billete de 100 dólares ayudaría a combatir delitos?

Los billetes de alta denominación, como los de 100 dólares o 500 euros, deben erradicarse para hacer más difícil la transferencia de recursos ilícitos, explica Peter Sands, académico y exejecutivo de Standard Chartered.
Bloomberg
08 febrero 2016 10:3 Última actualización 08 febrero 2016 10:7
dólar

dólar

Los billetes de alta denominación, como los de 500 euros y el de 100 dólares deberían ser eliminados para hacerles más difícil la transferencia de fondos a los criminales, terroristas, evasores fiscales y autoridades corruptas, de acuerdo a Peter Sands, exmáximo responsable ejecutivo de Standard Chartered.

En un documento publicado por Harvard Kennedy School, Sands –que es académico de esa institución-- dijo que las autoridades deberían deshacerse también de los billetes de 1,000 francos suizos y de los de 50 libras de Gran Bretaña.

El hecho de no poder utilizar esas denominaciones podría incrementar las tasas de costos y la detección de actividades ilegales, dijo.

Los flujos de actividades criminales financieras a nivel mundial se estiman en más de 2 billones de dólares por año, y la corrupción suma otro billón, de acuerdo con el informe “Making it Harder for the Bad Guys”.

Pese a los esfuerzos de las autoridades para detectarlos e interceptarlos, menos de 1 por ciento de los flujos ilícitos son incautados.

“El nivel de tales flujos de dinero ilícito es asombroso”, escribió Sands en el documento. Los billetes de alta denominación “son los mecanismos de pago preferidos por aquellos que persiguen actividades ilícitas, dado el anonimato y la falta de registro de transacciones que ofrecen, y la relativa facilidad con que pueden ser transportados y movidos”.

Aunque no hace un llamado por la eliminación completa del efectivo, el método de pago predominante para las transacciones más pequeñas, describió las altas denominaciones como un “anacronismo”, dada la gran disponibilidad de métodos de pago electrónicos.

SIN UN ROL

“Juegan un pequeño rol en el funcionamiento de la economía legítima, pero un papel crucial en la economía subterránea”, dijo Sands. “La ironía es que son suministrados a los criminales por el Estado”.

Sands pidió un acuerdo al G-20 sobre el asunto que podría incluir a todos los que emiten billetes de alta denominación, salvo Suiza, Singapur y Hong Kong.

El Presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, ha dicho que su institución revisa las políticas de emisión de los billetes de 500 euros, tras años de crecientes preocupaciones por parte de los responsables del orden público en la región.

El miembro de la Junta Ejecutiva del BCE, Yves Mersch, dijo la semana pasada que las autoridades quieren ver evidencias de que los billetes de euros de alta denominación facilitan la actividad criminal, en vez de confiar en afirmaciones no probadas.

Sands, quien fue máximo responsable ejecutivo en Standard Chartered desde 2006 a 2015, ahora es investigador en el Centro de Negocios y Gobierno Mossavar-Rahmani en Harvard Kennedy School.