Economía

¿Quién tiene el mando en cuanto al presupuesto familiar?

Los matrimonios modernos se reparten los quehaceres domésticos de distinta manera pero hay un punto que aún no cambia: las tareas relacionadas con el dinero, que aún se dividen de acuerdo a lo “masculino” o “femenino”.
Bloomberg
17 febrero 2017 14:41 Última actualización 18 febrero 2017 4:45
familia presupuesto

familia presupuesto

Tú preparas a los niños para la escuela, yo los llevaré a la cama. Tú haces la cena, yo lavaré los platos. Tú vas a la reunión de la junta del condominio, yo limpiaré el baño.

Los matrimonios modernos se reparten las tareas domésticas de distinta manera pero hay un punto crítico clásico que no cambia: el dinero. No es fácil decidir cómo se gastan, invierten y ahorran los fondos familiares. Y, cuando se trata de parejas heterosexuales, las encuestas muestran que las tareas se dividen de acuerdo con los roles tradicionales de género: las ideas de lo que es “masculino” o “femenino”.

Esas viejas normas todavía importan mucho, según un estudio reciente del Centro de Investigación de Pagos de Consumidores del Banco de la Reserva Federal de Boston. Las mujeres tienen más probabilidades de controlar aspectos de las finanzas familiares como las compras diarias y el pago de cuentas. Mientras que muchas de las decisiones financieras más importantes se dividen en partes iguales, los hombres aún tienen más probabilidades de controlar asuntos de más peso como el ahorro y la inversión.

Pero otro parámetro se está convirtiendo en un factor más potente en determinar quién toma las decisiones financieras: si yo lo gano, yo elijo cómo gastarlo.

El investigador de la Fed, Marcin Hitczenko, analizó una encuesta a más de 3 mil personas para estudiar la toma de decisiones en las parejas casadas y no casadas que comparten un hogar. (También utilizó datos de sondeos para tener en cuenta el hecho de que las parejas no siempre coinciden con respecto a sus respectivos aportes.)

Por mayoría aún abrumadora, las mujeres asumen la responsabilidad de las compras diarias, revela el estudio, sean el principal sostén de la familia, ganen lo mismo o ganen menos que sus parejas. Menos de uno de cada seis hombres tienen como tarea principal hacer las compras, independientemente de cuánto dinero traigan a casa.

“En las compras, vemos que el género es prácticamente lo único que determina la dinámica”, declaró Hitczenko en la entrevista.

Entretanto, a la hora de pagar las cuentas familiares, el género aún importa mucho, pero los ingresos individuales tienen un papel marginalmente más importante. En las parejas en que el hombre gana más que la mujer, ambos tienen aproximadamente la misma probabilidad de asumir la responsabilidad por el pago de las cuentas. Sin embargo, las mujeres tienen muchas más probabilidades de pagar las cuentas si ganan lo mismo –o más- que su compañero.

Las decisiones de ahorro e inversión a menudo se comparten en partes iguales en una pareja. Sin embargo, más del 40 por ciento del tiempo, uno de los miembros asume la responsabilidad principal por la administración del dinero… y en general es el hombre. Las mujeres tienen más probabilidades de estar a cargo cuando ganan más que el hombre.

¿Y qué pasa con las operaciones bancarias y los impuestos? Aquí también los ingresos juegan un papel: cuando las mujeres ganan menos, toman la iniciativa sólo el 16 por ciento del tiempo. Cuando ganan más, esa cifra casi se duplica a 31 por ciento.

De todos modos, la mayoría de las personas comparten estas grandes decisiones financieras con sus cónyuges y parejas.

En lo que hace a invertir, ahorrar y otras grandes decisiones financieras, “es lógico que estas cosas se compartan”, dijo Hitczenko.