Economía

¿Quién gana y quién pierde con la devaluación en Argentina?

La devaluación del peso argentino frente al dólar, tras el cese de las restricciones a la compra de la divisa estadounidense, afecta para bien o para mal a diversos sectores. 
AP
17 diciembre 2015 18:51 Última actualización 17 diciembre 2015 19:14
El peso argentino se devaluó este jueves tras el cese de las restricciones a la compra de dólares. (Reuters)

El peso argentino se devaluó este jueves tras el cese de las restricciones a la compra de dólares. (Reuters)

BUENOS AIRES.- En el primer día del cese de las restricciones a la compra de dólares vigentes desde 2011 en Argentina, la divisa estadounidense cotizó a 13.95 pesos por unidad en el mercado de cambios, lo cual implicó una devaluación de la moneda local del 41 por ciento.

Un día después de que el gabinete del nuevo presidente, Mauricio Macri, anunció el fin de los límites para acceder a divisas, impuestos por la gestión anterior, la cotización del dólar saltó de los 9.84 pesos del martes a 15 pesos en el inicio de la primera jornada con mercado de cambio libre después de cuatro años.

Con el correr de las horas el precio se ubicó apenas por debajo de los 14 pesos.

Pero, ¿quién gana y quién pierde con esta devaluación?

GANAN
EXPORTADORES

Cualquier empresa que exporte seguramente estará celebrando. El gobierno de la expresidenta Cristina Fernández sobrevaluó el peso con un tipo de cambio fijo. El año pasado, esa tasa fija rondaba los nueve pesos por dólar mientras que en el mercado negro el billete verde alcanzaba hasta 16 pesos.

Dado que los mercados internacionales operan en su mayoría en dólares estadounidenses, y todos los negocios en Argentina se hacían al tipo de cambio oficial, los exportadores experimentaban un constante "recorte" en los pagos de sus productos.

YPF, empresa petrolera de Argentina. (Bloomberg)
PIERDEN
CONSUMIDORES


Incluso antes de la devaluación, la inflación anual se calculaba en cerca de 30 por ciento. Luego que Mauricio Macri ganó la elección presidencial del 22 de noviembre, los precios aumentaron aún más de lo normal mientras las empresas se preparaban para la devaluación.

El ministro del Exterior, Alfonso Prat-Gay, dijo el miércoles que el gobierno aspira a alentar a los negocios a mantener los precios de finales de noviembre, pero muchos argentinos se muestran escépticos.

Consumo en Argentina. (Bloomberg)
GANAN
BIENES RAÍCES

Debido a la brecha entre el tipo de cambio oficial y el del mercado negro, las transacciones de propiedades se han tornado cada vez más difíciles en los últimos años. Los vendedores basan sus precios en dólares, pero los compradores tienen acceso limitado a la moneda estadounidense debido a los controles monetarios.

Más aún, debido a la elevada inflación de Argentina, los préstamos de propiedad son inusuales y casi siempre incluyen tasas de interés sorprendentemente elevadas.

Bienes Raíces en Argentina. (Bloomberg)
PIERDE
MERCADO NEGRO CAMBIARIO

El intrincado sistema monetario generó una industria que empleó a miles de personas en la compraventa de divisas en el mercado negro. Por un lado se encuentran los hombres y mujeres jóvenes que operan en las zonas turísticas y ofrecen a gritos cambiar dólares. Por el otro, gente de empresas de alto rango que mueve millones de dólares en centros de cambio ilegales llamados "cuevas".

Mercado negro de divisas en Argentina. (Bloomberg)
GANAN
INVERSIONISTAS INTERNACIONALES

En general, las restricciones monetarias hicieron de Argentina un lugar difícil para los negocios. Sólo hay que ponerse en el lugar de un estadounidense que buscaba invertir un millón de dólares en negocios argentinos. Dado que todas las transacciones bancarias tenían que efectuarse con la tasa oficial, la inversión inicial valía aproximadamente nueve millones de pesos, lo que conllevaba un recorte sobre su depósito desde el principio.

El sacar las ganancias del país también resultaba difícil debido a las restricciones.

Notas en pesos argentinos. (Bloomberg)
PIERDEN
TURISTAS

Argentina es uno de los países más visitados en Sudamérica, al que llegan millones de turistas al año para disfrutar tanto el tango y los espectáculos de rodeo como los típicos asados. La mayoría arriba con dólares, euros o reales, la moneda del vecino Brasil. En años recientes, muchos turistas cambiaban ansiosamente su moneda en el mercado negro y obtenían un tipo de cambio mucho más alto. Ahora, con la libre flotación del peso, los turistas ya no gozan de una tasa más favorable como un amortiguador frente a los crecientes precios en Argentina.

Turismo en Argentina. (Bloomberg)
Todas las notas ECONOMÍA
IP buscará propuestas creativas para resolver déficit comercial con EU
EU actualiza objetivos del TLCAN
Mientras los salarios en México sean de 4 dólares al día, no habrá tratado: sindicato canadiense
Advierten a Trump sobre costo político de muerte del TLCAN
Reto "largo y difícil", dice negociador principal de Canadá
Energía, sector en el que países del TLCAN están de acuerdo
En Estados Unidos costará más la comida si termina el TLCAN
¿Por qué es conveniente solicitar una garantía extendida en el Buen Fin?
Empleo en industria manufacturera modera su avance en septiembre
Si hoy te 'caen del cielo' 50 mil pesos, ¿los gastas o los ahorras?
Baja penetración del crédito bancario en empresas a nivel de 2014
Sector plásticos empuja ocupación manufacturera en Querétaro
Inicios de construcción de casas en EU tocan máximo de un año en octubre
México tiene un Centro de Tecnologías Aeronáuticas y está en Querétaro
Tendrás hasta 182 mil opciones para llenar la nueva factura
Reino Unido, interesado en invertir en Querétaro
Proponen un ‘arma secreta’ para México en TLCAN
Patentes, a salvo ante posible fin de TLCAN: IMPI
Economía tiene 20% más ‘punch’ para defender el TLCAN
Finlandia sale en defensa del Libre Comercio
México envía al mercado señal positiva en TLCAN
Cámara Baja de EU aprueba plan fiscal de Trump
¿Por qué ahora es buen momento para comprarte una ‘compu’?
Buen Fin hace a noviembre el ‘rey de los tarjetazos’
¿Qué será de la propiedad intelectual si se acaba el TLCAN?