Economía

Querétaro, al rescate de la guacamaya verde y de la economía serrana

12 febrero 2014 4:45 Última actualización 17 mayo 2013 11:5

 [Cortesía] El proyecto prevé detonar el ecoturismo mientras se protege a una especie en extinción. 


Mary Liñán González
 


QUERÉTARO, Qro.- En el municipio de Pinal de Amoles se trabaja en un proyecto de conservación de la guacamaya verde, con el cual se espera detonar el ecoturismo y la economía de los pobladores, informó el jefe de Educación Ambiental de la Secretaría de Desarrollo Sustentable del Estado, Alejandro Arellano.
 
 
Al respecto mencionó que se está capacitando a las personas que viven en este municipio en la observación de aves para que sean guías de senderos interpretativos, y se conformó un comité de conservación de esta especie, la cual mide aproximadamente 50 centímetros.
 
 
Explicó que "el proyecto de conservación de la guacamaya verde en la Reserva de la Biosfera de la Sierra Gorda se está llevando a cabo en una comunidad en el municipio de Pinal de Amoles que se llama el Sauz de Guadalupe.
 
 
"En esta comunidad la gente se está organizando, se acaba de formar un comité de conservación para la guacamaya verde y a través del municipio de Pinal de Amoles nos hicieron la solicitud hace algunos meses de apoyar a este comité con algunas acciones para promover la conservación de esta especie, que se encuentra en peligro de extinción."
 
 
Detalló que "parte de las acciones que estamos llevando a cabo, en primera instancia, es un curso de sensibilización para los habitantes de esta comunidad, donde aproximadamente estamos atendiendo a un promedio de 20 personas.
 
 
"En este curso estamos tocando diversos temas, como son biodiversidad, la importancia de conocer las especies de fauna silvestre de los alrededores, la importancia de la guacamaya verde en esa zona y los conceptos ecológicos que tiene que manejar la gente de esta comunidad que se va a dedicar a la conservación de esta especie."
 
 
El funcionario estatal refirió que "con esta comunidad estamos empezando a trabajar con el fin de que ellos conserven este recurso y que de alguna forma puedan obtener también algunos ingresos al llevar gente, como turistas, a observar esta especie y tratar de mejorar su calidad de vida en la comunidad del Sauz de Guadalupe".
 
 
Indicó que esta especie de animales sólo se localiza en Nuevo León, San Luis Potosí, Tamaulipas, Veracruz y, "en el estado de Querétaro tenemos ubicados 2 sitios donde hay guacamayas verdes, uno es el Sótano del Barro, que se encuentra en el municipio de Arroyo Seco, y el otro es el Cañón del Infiernillo, que se encuentra en el municipio de Pinal de Amoles".
 
 
Alejandro Arellano dijo que consideran que este lugar se decrete como una zona de conservación de por lo menos 50 parejas de estos animales, los cuales están en peligro de extinción.
 
 
Finalmente, el funcionario precisó que este proyecto inicial ha tenido un costo de 30,000 pesos y consiste en el material didáctico que ofrecen al grupo de personas que están capacitando.
 
 
Con información de El Financiero Bajío