Economía

Servicios de la Prodecon se incrementan en más del 600% en 4 años

De las 18 mil 095 quejas recibidas desde 2011, el 70.31 por ciento ha sido contra el Servicio de Administración Tributaria, según la Procuraduría.
Víctor Chávez
01 octubre 2014 14:55 Última actualización 01 octubre 2014 16:9
Larga fila de contribuyentes en el SAT. (Cuartoscuro/Archivo)

Dependencias gubernamentales

CIUDAD DE MÉXICO.- Desde su creación hace cuatro años, la Procuraduría de Defensa del Contribuyente (Prodecon) ha prestado más de 100 mil servicios, lo que significa un aumento de 634 por ciento.

En una reunión de trabajo con la Comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados, la procuradora Diana Bernal, que desde 2011 las 18 mil 095 quejas que ha recibido, 12 mil 628 han sido en contra del SAT, es decir, 70.31 por ciento.

Las quejas han sido por un monto de 22 mil millones de pesos, según el registro hasta el 30 de septiembre del 2014.

En la lista, dijo Bernal, también aparece el Infonavit con 890 quejas, contra la Conagua con 29, al IMSS con mil 023 y a las autoridades coordinadas –secretarías de Finanzas estatales- con dos mil 218.

En 2011 hubo 269 quejas, en 2012, mil 021; el 2013, 4 mil 559; y en 2014, 12 mil 246. 


Ha tramitado más de 7 mil medios de defensa y ha logrado resoluciones favorables en un 71 por ciento de los casos. Emitió 51 recomendaciones al SAT, el 65 por ciento del total; 22 a entidades coordinadas, tres a Conagua y dos al Infonavit.

Registró que las principales problemáticas detectadas son las malas prácticas administrativas en devoluciones; régimen de incorporación fiscal (RIP); cartas invitación a personas físicas y morales: suspensión de actividades de personas morales; y retenedores, omisiones y errores en constancias.

El problema más común de los contribuyentes es que carecen de información sobre el estado de su solicitud de devolución. Se enfrentan, sobre todo en materia de IVA, a requerimientos excesivos o innecesarios, o bien desistimientos de su solicitud.

La devolución de impuestos ha sido la queja más recurrente a nivel nacional.

También, en el régimen de incorporación fiscal, se enfrentan a la imposibilidad de darse de baja en el anterior sistema de Repecos, por no efectuar el pago de cuotas bimestrales adecuadas, siendo que el contribuyente ya había dejado de tener la actividad empresarial.