Economía

6 puntos para entender la rebaja de Fitch en la perspectiva  de México

La agencia calificadora anunció este viernes una revisión a la perspectiva de la calificación del país, citando menores proyecciones de crecimiento y factores externos. Aquí te explicamos más a detalle esta medida.
Redacción
09 diciembre 2016 12:26 Última actualización 09 diciembre 2016 14:38
BBB+

(Especial)

La agencia Fitch Ratings anunció este viernes que puso en 'negativa' desde 'estable' la perspectiva de la calificación México, citando un aumento de los riesgos bajistas para la segunda economía de América Latina y los desafíos que esto podría plantear a la estabilización de la deuda pública.

La nota se mantiene en 'BBB+', rango que ostenta desde el 8 de mayo de 2013.

Aquí te dejamos seis puntos para entender mejor lo que significa esta medida:

1. La revisión no implica necesariamente que se vaya a materializar una baja en la calificación, sino que es una advertencia de que se han encontrado algunas señales o desequilibrios que, de no corregirse, podrían provocar una baja en la calificación de ‘BBB+’ que ostenta México desde el 8 de mayo de 2013. 

2. La nota de México se encuentra en grado de inversión y en el cuarto escalón de los diez que tiene la metodología de la calificadora.

3. Los principales factores que, de acuerdo con Fitch Ratings, podrían conducir a rebajar la calificación son: un deterioro de los vínculos económicos, comerciales y financieros de México con Estados Unidos lo que debilitaría la inversión y el crecimiento del país; debilidad en el crecimiento económico objetivo y deterioro fiscal, además de un deterioro en la consistencia, flexibilidad y credibilidad de la política macroeconómica, en este sentido hizo hincapié en riesgos inflacionarios por el alza del dólar.

4. Mientras que factores positivos que podrían ayudar a un cambio positivo en la calificación serían: mejorar el desempeño y consolidación fiscal que mejore las perspectivas de la trayectoria de la deuda pública, así como reducir los riesgos de una disrupción en los flujos comerciales y financieros a México, incluida la inversión extranjera directa.

5. Una baja en la calificación de la deuda de cualquier país implica pasar a un grado de riesgo mayor, lo que se traduce en la necesidad de dar un mayor ‘premio’ en la compra de papeles de deuda que se emitan en moneda extranjera. Es decir, significa que deberá pagar más por el financiamiento externo. La deuda se vuelve más cara.

6. Otra implicación se relaciona con el hecho de que algunos fondos de inversión que invierten solamente en naciones con cierto grado de calificación dejarían de comprar papel de naciones que han visto una reducción en su nota por parte de las agencias. Por ejemplo, una firma que compra sólo deuda de naciones con nota ‘BBB+’, para arriba, retirarían su inversión en la deuda mexicana si ésta es rebajada. Es decir, hay riesgos de una salida de capitales.

: