Economía

5 razones que llevaron al dólar a alcanzar los 20 pesos

En lo que va de esta administración el dólar acumula una apreciación de más del 53.6 por ciento frente a la divisa mexicana y no se había observado un movimiento similar desde el periodo de 1995 a 1998. Aquí te explicamos qué fue lo que lo llevó a este máximo.
Redacción
20 septiembre 2016 19:59 Última actualización 21 septiembre 2016 16:53
Peso dólar (Bloomberg)

Peso dólar (Bloomberg)

El dólar alcanzó una marca que parecía un tanto lejana: los 20 pesos por billete verde.

La actual administración ha enfrentado una serie de presiones derivadas de factores externos, lo que influyó para que hasta el 21 de septiembre el dólar acumulara un aumento del 53.6 por ciento frente al precio con que finalizó el sexenio anterior.


En términos de pesos, el dólar aumentó su precio en 6.93 pesos desde el 1 de diciembre de 2012 hasta este día. No se había registrado un nivel de depreciación similar desde el periodo del 1 de diciembre de 1996 hasta el 18 de septiembre de 1998, cuando se registró una apreciación de la divisa estadounidense de 6.75 pesos.

Este movimiento superó por mucho al observado entre los gobiernos de Vicente Fox y de Felipe Calderón juntos, periodo en el que se registró una depreciación del peso de 36.9 por ciento –equivalente a solo 3.49 pesos-, esto aun cuando en el periodo se registraron los ataques del 11 de septiembre, la Guerra del Golfo (la invasión a Afganistán e Irak), dos periodos de recesión y la mayor crisis financiera mundial desde 1929.

Estos son los eventos que han presionado al peso desde diciembre de 2012.

1. BANCOS CENTRALES


Al peso lo han afectado las decisiones de política monetaria de Estados Unidos y para contrarrestarlas Banco de México ajustó la suya para evitar una mayor volatilidad cambiaria.

En este periodo la Reserva Federal pasó de una política monetaria expansiva que contempló tasas de interés en mínimos y un programa de compra de deuda, tanto hipotecaria como gubernamental. En este periodo la autoridad monetaria estadounidense ha realizado 32 reuniones, destacando las realizadas entre diciembre de 2013 y octubre de 2014, periodo en el que reduce y da por terminado su programa de compra de deuda y la de diciembre de 2015 cuando realizó su primer aumento de tasas de interés.


Por su parte, Banco de México la política monetaria se dividió en un periodo expansivo entre marzo de 2013 y octubre de 2015 y uno restrictivo para contrarrestar la volatilidad cambiaria que lleva solo 10 meses. También hay que agregar los más de 26 mil millones de dólares que utilizó Banxico en sus intervenciones en el mercado cambiario para reducir las presiones sobre el peso.

2. EL PRECIO DE LA MEZCLA


Los precios del petróleo se convirtieron en un factor de riesgo para México, presionando al peso y a la economía que respalda. De hecho, luego que a inicios de la actual administración se mantuvieron los precios por arriba de los 100 dólares por barril, un escenario de sobreoferta de materias primas afectó el precio de los diferentes commoditties, incluyendo al petróleo mexicano, que en casi cuatro años ha reducido su precio 62 por ciento, lo que castigó la balanza comercial y los ingresos públicos.

3. PRODUCCIÓN DE PETRÓLEO


Junto con la baja de los precios, la moneda mexicana también fue afectada por el deterioro en la capacidad de Pemex mantener sus niveles de extracción de petróleo, lo que significó en una reducción en el monto de las exportaciones de crudo, pero también en un aumento de las importaciones de petrolíferos procesados, como la gasolina, lo que se tradujó en una reducción de los ingresos públicos y un aumento en la salida de divisas por la compra de petrolíferos importados.


4. CALIFICACION SOBERANA


Para la mayoría de las calificadoras internacionales el riesgo soberano si bien ha tenido pocas modificaciones, la perspectiva cambió de estable a negativa, al considerarse que el apoyo de sector público a la petrolera Pemex es un factor de riesgo y en las últimas semanas el elemento de la deuda pública comienza a llamar la atención de estas empresas, ya que se ha observado un importante aumento en la contratación tanto en el mercado interno como en el externo.


5. EVENTOS POLÍTICOS Y FINANCIEROS EXTERNOS


En los últimos cuatro años la moneda mexicana ha sido vulnerable a una serie de eventos que si bien reforzaron su posición como moneda de refugio, también la colocaron como una divisa de cobertura como una referente de cómo le afecta el entorno de volatilidad a las economías emergentes. En este lapso, las devaluaciones de la moneda suiza y china, la votación por el Brexit y las elecciones en los Estados Unidos, han influido en el comportamiento de la moneda nacional como una de las que más se ha depreciado frente al dólar.