Economía

¿Qué inspiró el bono a 100 años en libras de México?

La venta reciente del bono a 100 años por parte del gobierno mexicano tuvo como antecedente un bono similar de una empresa generadora de energía en enero, el cual destapó la demanda de deuda a largo plazo en libras.
Bloomberg
21 marzo 2014 20:40 Última actualización 22 marzo 2014 5:0
 [El ganador podrá desarrollar su negocio y obtener 48 mil libras esterlinas / Bloomberg] 

[El ganador podrá desarrollar su negocio y obtener 48 mil libras esterlinas / Bloomberg]

Cuando una compañía de servicios francesa completó la venta de bonos a 100 años con denominación en libras, México tomó nota.

Cuatro años después de convertirse en el segundo país en vender deuda en dólares con vencimiento a 100 años, México emitió la semana pasada mil millones de libras (mil 660 millones de dólares) de valores que vencen en 2114. Los inversores británicos constituyeron el 84 por ciento de los compradores en la oferta del 12 de marzo, dijo Alejandro Díaz de León, el director de deuda pública de México.

La venta de Électricité de France SA de enero destapó la demanda reprimida de deuda a mayor plazo en libras, según Barclays Plc, que contribuyó a la suscripción en ambos casos.


“Tradicionalmente, México se ha caracterizado por buscar siempre formas creativas de obtener más eficiencia en términos de estrategia de manejo de deuda”, dijo Raúl Martínez-Ostos, jefe de operaciones mexicanas de Barclays.

México aprovecha la creciente demanda de su deuda para diversificar sus fuentes de financiamiento, luego de aprobar la legislación en diciembre que puso fin a 75 años de monopolio petrolero estatal, una medida que le valió al país la calificación más alta de su historia por parte de Moody’s Investors Service.

El gobierno, que también vendió mil 600 millones de euros de deuda en abril, pagó 5.75 por ciento para vender los bonos en libras la semana pasada, lo que puede compararse con un rendimiento de 6.1 por ciento de su deuda en dólares con vencimiento en 2110.


La venta de EDF

EDF, que tiene sede en París y es la mayor generadora de energía de Europa, vendió el 13 de enero mil 350 millones de pagarés en libras con vencimiento en 2114 con un rendimiento de 6.125 por ciento.

“Cuando EDF vendió ese bono, algo que tal vez nadie había pensado hacer, se convirtió en una posibilidad”, dijo Díaz de León.

“Nos permitió diversificar las fuentes de financiamiento, al tiempo que transmitió un mensaje sobre la fortaleza del emisor”.

Goldman Sachs Group Inc. también contribuyó a administrar la venta de bonos de México. Las firmas administradoras de dinero británicas y los fondos de pensión impulsaron la demanda de los valores a 2.5 veces la cantidad vendida, según la Secretaría de Hacienda. A los fondos de pensión y las aseguradoras les gusta comprar valores a largo plazo, lo que coincide con sus obligaciones.

Trevor Welsh, que administra 10 mil millones de libras en Aviva Investors Ltd., dijo que compró bonos mexicanos en libras a 100 años debido a los rendimientos atractivos de la deuda y a las perspectivas de crecimiento económico del país.

Moody’s pronostica que el promedio de crecimiento a largo plazo del país crecerá de entre 2 y 3 por ciento a entre 3 y 4 por ciento.

México está “en primer lugar” entre los países de mercados emergentes, dijo Welsh en entrevista telefónica desde Londres. “Pensamos que es una tendencia que mejora”.