Economía

¿Qué esperan los mercados para la semana del 13 al 17 de mayo?

12 febrero 2014 4:35 Última actualización 12 mayo 2013 19:55

[Bloomberg] En Estados Unidos la información será abundante y significativa, lo que podría provocar algunas turbulencias en los mercados. 


Efraín Mariano / Felipe Sánchez

Esta semana será de confirmaciones en los datos reales de la economía respecto de las ganancias recientes de los mercados. En Estados Unidos, la información será abundante y significativa, de manera que los participantes tendrán material con el cual ratificar o no sus expectativas, lo que podría provocar algunas turbulencias en los mercados.

En cuanto a cifras de la economía, empezamos este lunes con números importantes, las ventas minoristas de abril y los inventarios de negocios de marzo. El miércoles, la inflación al productor, la actividad de manufacturas en la región de Nueva York, la producción industrial y la capacidad utilizada de las fábricas.

El jueves, las solicitudes de ayuda por desempleo, la inflación al consumidor, el comienzo de construcción de casas, los permisos de construcción, y la actividad de manufacturas en el área de Filadelfia. Para el viernes, el índice de la confianza de los consumidores y los indicadores líderes.

En contraste, los reportes trimestrales de empresas serán escasos: El martes, Agilent Technologies y Dillard's. El miércoles, Cisco Systems, Deere & Co, y Macy's Inc. El jueves, Applied Materials, Autodesk, J C Penney Company, Kohl's, Nordstrom y Wal-Mart Stores. El viernes, nada relevante.

En otros continentes, el lunes en China, la producción industrial y las ventas minoristas. El martes, en Japón, los precios al productor; en Alemania, la inflación al consumidor y la encuesta de expectativas económicas; en la eurozona, la producción industrial. El miércoles, en Francia, Alemania, Italia y la eurozona, la versión preliminar del PIB. El jueves, en Japón, el PIB; y en la zona euro, la inflación. para el viernes, nada.

En resumen, esta semana en los mercados todo dependerá de los números de la economía.

Recortan economistas pronósticos del PIB en EU

Economistas recortaron sus pronósticos de crecimiento económico en Estados Unidos para el segundo y el tercer trimestre de este año, aunque prevén que la tasa de desempleo mejorará más que lo estimado inicialmente.

De acuerdo con el sondeo trimestral de la Reserva Federal de Filadelfia, los analistas esperan que la economía crezca a una tasa anualizada del 1.8 por ciento en el trimestre actual, inferior al cálculo anterior del 2.3 por ciento.

Las expectativas de crecimiento en el tercer trimestre también fueron recortadas al 2.3 por ciento desde el pronóstico del 2.6 en el sondeo anterior difundido en febrero.

Sin embargo, el año en su totalidad luce un poco mejor, ayudado por un crecimiento más fuerte esperado para el trimestre final. El Producto Interno Bruto alcanzaría un promedio anualizado del 2 por ciento en 2013, ligeramente por encima de la estimación anterior del 1.9 por ciento.

El mercado laboral se recuperaría más rápido. La tasa de desempleo promediaría 7.6 por ciento este año, mejorando ligeramente desde un pronóstico anterior del 7.7, frente a la lectura del 7.5 por ciento en abril.

La inflación se mantendría estable, con un índice de precios al consumidor (IPC) que mediaría 1.7 por ciento en el año, bajando desde una estimación previa del 2.0 por ciento. Pero el IPC estructural --que excluye los precios de la energía y los alimentos-- sería un poco más alto, del 2 por ciento, contra un pronóstico anterior del 1.9 por ciento.

Espera Esther George de la Fed frenar compras de bonos

Esther George, presidenta de la Reserva Federal de Kansas City, admitió que el banco central de Estados Unidos podría disminuir gradualmente sus compras de bonos.

"Es mi pronóstico que esa oportunidad estará allí, que podremos empezar a tomar esta salida", evaluó George durante un almuerzo en una organización empresarial de Wyoming.

También mencionó que la Fed tiene por delante un difícil desafío en la comunicación de su abandono de una política monetaria ultraexpansiva para no asustar a los mercados financieros y lastimar la economía.
 
Información proporcionada por Finsat.