Economía

¿Qué esperan los mercados para el viernes 12 de abril?

12 febrero 2014 4:56 Última actualización 12 abril 2013 7:29

[Bloomberg] Alerta Plosser sobre el tamaño de la hoja de balance. 


 
E. Mariano / E. Rojas / F. Sánchez
 
¿Llegaremos al fin de semana con el dólar en 12.00 pesos?
 
La respuesta a la pregunta es sí, pues sólo le restan cuatro centavos y es altamente probable que el cierre de semana en los mercados nos deje la noticia de un tipo de cambio en 12 unidades o menos.
 
La mesa está servida, como diríamos coloquialmente. El Banco Central mexicano ha dejado la puerta abierta para que el peso se siga apreciando, aunque sabemos que vigila de cerca para evitar desorden en el ajuste. Para algunos es inminente que reactive su mecanismo de compra de opciones de dólares; desde nuestro punto de vista sí lo hará, pero no este fin de semana.
 
La palabra orden juega un papel importante, el ajuste del mercado es relativamente ordenado, vemos que el peso se fortalece pero paulatinamente y no en forma abrupta.
 
Este fin de semana, con tantos dólares en el mercado y liquidez en pesos, es probable que las famosas operaciones de swaps que realizan las centrales cambiarias le den el impulso suficiente al peso para romper la barrera de 12 unidades.
 
En el mercado de valores sigue la cautela, pero pronto llegarán los reportes financieros de las empresas, por lo que es probable que se anticipen dichos resultados en la tendencia del índice.
 
Vemos una trayectoria de alza en los próximos días, la tendencia de Nueva York permite que en México el mercado pierda presión y reaccione a los niveles de liquidez.
 
En resumen, los mercados mexicanos siguen en bonanza, todo indica que así cerrarán la semana.
 
Alerta Plosser sobre el tamaño de la hoja de balance
 
El presidente de la Reserva Federal de Filadelfia, Charles Plosser, sugirió que los responsables de la política monetaria de su país deberían reducir su hoja de balance a un tamaño más normal en los próximos años, argumentando que el plan actual podría necesitar algún ajuste.
 
En un discurso en Hong Kong, Plosser instó a retornar a las políticas monetarias previas a la crisis lo antes posible y advirtió sobre una posible oleada de ventas de activos más rápido de lo previsto.
 
Plosser, un crítico de la compra de bonos, recomendó que la Fed debe empezar a intercambiar activos de mayor vencimiento con los de corto plazo, con el objetivo de mantener sólo los bonos del Tesoro y no los bonos hipotecarios que ahora está adquiriendo.
 
La compra de bonos sin precedente de la Fed para estimular la economía ha reforzado su balance en 3.2 billones de dólares en títulos a largo plazo, acentuando las preocupaciones sobre cómo se volverá a un nivel más normal de un billón sin perturbar los mercados o acumulando pérdidas a finales de esta década.
 
El objetivo final, remarcó, debe ser reducir la hoja de balance a fin de que la tasa de interés clave de los Fondos Federales nuevamente se convierta en el principal instrumento de la política monetaria del Banco Central. La tasa de los Fondos Federales ha estado cerca de cero desde finales de 2008 para ayudar a sacar a la economía de Estados Unidos de la recesión.