Economía

¿Qué esperan los mercados para el 13 de marzo?

12 febrero 2014 4:47 Última actualización 12 marzo 2013 21:1

[Reuters] En México, el promedio de precios de la Bolsa mexicana podría seguir acotado; el peso se podría tomar un respiro. 


 
El Financiero
 
La jornada financiera de media semana dependerá en gran medida de los datos de las ventas minoristas en febrero, que se publicarán esta mañana en Estados Unidos. El promedio de los analistas espera un incremento del 0.5%, hacia arriba respecto de un aumento del 0.1%, reportado en enero. La variación sería la misma quitando la comercialización de autos, sólo que comparada contra un alza previa del 0.2 por ciento.
 
El indicador es relevante porque refleja la propensión de las personas a comprar; dicho de otra forma, la confianza de los consumidores, sobre la cual se basa el dinamismo de la economía en Estados Unidos.
 
Otro número de referencia será el de los inventarios de los negocios de enero, se prevé una subida del 0.3 por ciento, superior al 0.1 de diciembre.
 
Se dará a conocer también el saldo semanal de los inventarios de petróleo y el déficit del presupuesto gubernamental a febrero, el cual se anticipa de 205,000 millones de dólares, menor que el desfalco de 237,700 millones un mes antes.
 
En otras latitudes, el principal indicador del día será la variación en el volumen de la producción industrial de la eurozona, correspondiente a enero.
 
En México, dependiendo de los mercados, las reacciones serán distintas ante la mejora en la perspectiva de calificación de la deuda soberana de México. Por ejemplo, el martes (12 de marzo), los réditos de los bonos sufrieron un fuerte descenso, al igual que el precio del dólar, lo que podría prevalecer como una tendencia en el futuro previsible, aunque en la jornada no se descarta una reacción técnica por toma de utilidades.
 
Sin embargo, el promedio de precios de la Bolsa mexicana podría seguir acotado por la debilidad de algunas emisoras, como AMX o Televisa.
 
Eleva S&P perspectiva de México a positiva
 
La agencia calificadora Standard & Poor's Ratings Services (S&P) aumentó de "estable" a "positiva"la perspectiva del crédito soberano de largo plazo de México, lo que hace más probable aún recibir una mejor calificación.
 
La agencia reafirmó, además, la calificación de la deuda soberana de México en moneda extranjera: BBB/A-2 y de la deuda en moneda nacional: A-A-2.
 
S&P rebajó el grado de inversión de México a BBB en diciembre de 2009.
 
El cambio en la perspectiva refleja la probabilidad (tres contra una) de que el gobierno apruebe una serie de políticas que, de manera drástica, aumenten su campo de acción fiscal y el dinamismo de la economía.
 
Lisa Schineller, analista de crédito de S&P, apuntó que la cautela fiscal y monetaria del país es un sostén de la estabilidad macroeconómica y de la fortaleza de la economía en México.
 
"Las calificaciones de México reflejan su récord de prudentes políticas fiscales y monetarias, que han contribuido a una baja inflación y a un déficit moderado del gobierno, mejorando la resistencia de la economía que mantiene contenidos los niveles de deuda externa y fiscal", apuntó.
 
La agencia precisó, sin embargo, que la escasa flexibilidad fiscal y las modestas perspectivas de crecimiento limitaban las calificaciones en el mediano plazo.
 
El peso se puede tomar un respiro
 
En México, no se tiene programada la publicación de cifras económicas que les puedan dar dirección a variables financieras claves, como el tipo de cambio.
 
En tanto que en Estados Unidos, los datos de ventas minoristas y los precios de las importaciones podrían fallar en dar apoyo suficiente a los mercados.
 
De ser así, el peso se puede tomar un respiro, inducido también por el vertiginoso avance observado en las tres últimas jornadas.
 
Información proporcionada por Finsat.