Economía

¿Qué esperan los mercados el 17 de mayo?

12 febrero 2014 4:25 Última actualización 16 mayo 2013 21:11

[Bloomberg] Inversionistas pospondrán operaciones de riesgo hasta la próxima semana. 


Efraín Mariano, Felipe Sánchez
 
La jornada financiera de este viernes estará caracterizada por la falta de factores significativos que puedan marcar el comportamiento de los mercados, sólo destacan un par de indicadores económicos en Estados Unidos, pero no habrá reportes trimestrales de empresas importantes, tampoco cifras de relevantes de la economía en Europa o en Asia, de manera que los inversionistas se mantendrían un tanto a la expectativa, con un ánimo precavido, esto es, pospondrán operaciones de riesgo hasta la próxima semana.
 
A las 8:55 de la mañana tiempo de México, se conocerá el índice de confianza de los consumidores que calcula la universidad de Michigan, se trata de la versión preliminar de mayo, se espera un aumento de 76.4 a 78.5 unidades.
 
El otro dato se divulgará hacia las 9 de la mañana, el índice de indicadores líderes que calcula The Conference Board para el mes de abril, se anticipa un incremento de 0.3%, desde un declive previo de menos 0.1%.
 
Economía de EU aún Necesita asistencia de la Fed: Rosengren
 
A pesar de que algunos miembros de la Reserva Federal se pronunciaron el jueves por que el Banco Central estadounidense modere sus compras de activos, el presidente de la Fed de Boston, Eric Rosengren, consideró que las políticas monetarias ultraexpansivas todavía son necesarias.
 
"La política monetaria actual muy expansiva es apropiada", dijo en comentarios preparados para una conferencia en Italia organizada por el Centro de Interdependencia Global.
 
Rosengren, quien este año tiene derecho a voto en la Fed, no especificó qué nivel de alivio monetario sería apropiado. El alto funcionario sólo precisó que un ajuste fiscal en Estados Unidos pesará sobre la inflación y pondrá presión al alza sobre la tasa de desempleo, sigue muy alta en el nivel actual de 7.5%.
 
El año pasado la Fed lanzó su tercera ronda de flexibilización cuantitativa, conocida como QE3 por sus siglas en inglés, para apoyar la débil recuperación de la economía estadounidense.
 
Este mes los funcionarios de la Fed decidieron continuar comprando bonos por 85,000 millones de dólares al mes y reiteraron una promesa de mantener las tasas de interés cerca de cero por ciento hasta que la desocupación baje al 6.5%.
 
"La economía estadounidense ha continuado mejorando gradualmente. Los mercados laborales también han mejorado lentamente", dijo Rosengren. "El progreso ha sido en parte el resultado de la política monetaria expansiva".
 
Advirtió también que cuanto más tiempo la inflación estadounidense siga cerca del 1% y debajo de la meta de 2% de la Fed, mayor es el riesgo de que un "impacto negativo" para la economía pueda apagar las expectativas inflacionarias y elevar las tasas de interés reales, encareciendo el crédito.