Economía

¿Qué esperan los mercados para el 18 de diciembre?

01 febrero 2014 6:20 Última actualización 17 diciembre 2013 20:52

 [La Fed analizará si comienza a revertir su programa de estímulos vía la compra de activos monetarios / Bloomberg]


 
 
 
EMariano, ERojas, FSánchez
 
 
Por fin llegó el día de las definiciones para el Banco de la Reserva Federal de Estados Unidos y para los mercados financieros en general. La disyuntiva estriba entre comenzar a revertir su programa de estímulos vía la compra de activos monetarios, o diferir la medida para el próximo año, presumiblemente para la reunión de marzo, ya para entonces bajo los auspicios de Janet Yellen.
 
Cuando en septiembre se daba como muy probable el recorte, la Fed mantuvo las medidas, pero ahora los factores determinantes son todavía mayores a favor de una reducción; por ejemplo, el acuerdo en el Congreso respecto al presupuesto del gobierno para dos años. Los números del empleo y de otros indicadores, como los de la confianza de los consumidores, han mejorado; y también indicadores de mercado apuntan en la misma dirección, por ejemplo, el repunte en los réditos de los bonos del Tesoro, y en las Bolsas a máximos históricos.
 
Sin embargo, todavía prevalecen algunos factores en contra, quizás el principal es que persisten dudas respecto a la recuperación de la economía, por ejemplo, que aún la mejoría no es homogénea y que seguramente todavía no es autosustentable.
 
Desde luego, los reducidos niveles de inflación aún no reflejan un gran dinamismo económico, lo cual tiene varias implicaciones, pero quizás la principal es que deja margen para que la Fed mantenga su programa de estímulos.
 
Además del anuncio de la Fed, la reunión cuenta con otros atractivos, como la publicación de las nuevas proyecciones económicas. Si éstas se incrementan para el 2014, entonces se elevarán las expectativas para un ajuste próximo. El otro factor es la conferencia de prensa de Ben Bernanke, la cual empezará hacia las 13:30 horas de México, y en la que se explicarán en profundidad los motivos para el caso de que se hubiera decidido el recorte del QE, o por el contrario, los motivos por los cuales no se tomaron las medidas y las señales que esperan hacia adelante para que así suceda.
 
En la reunión de enero no parece probable un ajuste, porque se dará el cambio en la dirección de la Fed, y porque no se tiene programada conferencia alguna para explicar los posibles cambios. En todo caso, para qué esperar a enero, si este día pareciera más propicio.
 
Otras noticias del día
 
Por la mañana, en Estados Unidos se publicarán el inicio de construcción de casas de septiembre, octubre y noviembre, y los permisos de construcción de noviembre.
 
En Europa, la encuesta IFO en Alemania, y las minutas de la reunión del Banco de Inglaterra. En la India, el anuncio de política del Banco Central. Ayer por la tarde-noche se anunció ya en Japón el saldo de la balanza comercial a noviembre, un incremento anual de 18.4 por ciento en las exportaciones, mejor que lo esperado; y de 21.1 por ciento en las importaciones, inferior a lo previsto.
 
Por supuesto, los mercados estarán muy propensos a la volatilidad, pero ya veremos los saldos.
Se opondrán algunos a designación de Yellen en el Senado
 
El líder republicano en el Senado de Estados Unido, Mitch McConnell, externó ayer su oposición a la designación de Janet Yellen como próxima presidenta de la Reserva Federal por parte del presidente Barack Obama.
 
Yellen, quien de todos modos obtendría la confirmación del Senado esta semana, generó la preocupación de McConnell "sobre su compromiso con la función más importante del Banco Central: mantener el poder de compra del dólar. Después de años de estímulo federal, necesitamos un presidente de la Fed que esté indudablemente comprometido con un dólar fuerte", expuso McConnell en un comunicado.
 
El funcionario dijo también que apoya una legislación impulsada por su colega Rand Paul, senador por Kentucky, que establecería auditorías regulares a la Fed.
 
El peso a prueba
 
De la reunión de la Fed, el único resultado que se podría adelantar con mayor seguridad es el de la tasa de fondos federales, que se mantendrá en el rango de 0.0 a 0.25 por ciento. La incógnita a despejar sería la de sus inyecciones de liquidez.
 
En dado caso de que decida dejar sin modificación sus compras de bonos, lo que al parecer es lo más probable, esto tendría un efecto favorable sobre el peso. En el supuesto de que empiece a reducir sus compras de papel de deuda, generaría presiones de baja sobre la moneda nacional.